Salamanca se convierte hoy en el «centro académico mundial»

La Universidad acoge la Asamblea de la Magna Charta, que reunirá a más de 250 rectores de 50 países

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, ejercerá de anfitrión en la Asamblea de la Magna Charta
El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, ejercerá de anfitrión en la Asamblea de la Magna Charta

La Universidad de Salamanca acoge los días 17 y 18 la Asamblea de la Magna Charta, un encuentro que reunirá a más de 250 rectores de 50 países y 4 continentes bajo el lema «Valores universitarios en un mundo cambiante». El vicerrector de Relaciones Internacionales, Efrem Yildiz, afirmó que con este encuentro se producirá el «segundo gran encuentro» tras su firma original en el año 1988.

La idea de celebrar esta asamblea en la institución académica salmantina se enmarca dentro del VIII Centenario de la Universidad y se trata de una de las reuniones más importantes en cuanto a la gestión. Magna Charta sitúa a la institución como «el centro del mundo académico mundial» durante estas jornadas. En este sentido, Yidiz aseguró que supone una «gran proyección internacional» en un momento donde la globalización «es un hecho». «Si no se aprovechan estas ocasiones para que Salamanca llegue al último rincón del mundo, sería un gran inconveniente», señaló.

Hace unos días tenía lugar el acto de apertura del Curso 800 con la investigación y la docencia como cuestiones principales para el Estudio salmantino. Precisamente, para el vicerrector encuentros como «Magna Charta» crean vínculos y además facilitan colaboraciones nuevas a nivel de movilidad e investigación.

Cerca de 900 universidades del mundo tendrán noticia de la celebración de la Carta Magna, lo que otorga visibilidad a la Universidad de Salamanca en un momento en el que se conforma el Espacio Euroiberoamericano de Educación Superior. Hay confirmados 240 miembros de equipos rectorales de universidades, con unas 130 universidades procedentes de los cinco continentes (Japón, Estados Unidos, Australia, Latinoamérica, Europa...).

Los Derechos Humanos y la libertad de expresión se erigen como valores fundamentales en este encuentro, pues para el vicerrector las instituciones académicas «deberían ser el espejo de lo que la sociedad pretende en su conjunto».

Con esta inicitiva se pretende que la Universidad de Salamanca tenga peso «no sólo a nivel académico sino sociopolítico, tanto a nivel nacional sino internacional». Por ello, cuantas más universidades se adhieran, «más peso tendrán las decisiones» que se tomen en las sesiones plenarias, informa Ical.

Yidiz afirmó que lo bueno de Carta Magna es «que propone unos principios base que luego se van añadiendo y mejorando según lo que la sociedad necesita, por lo que se va adaptando».