Sanidad pondrá en marcha un sistema de bajas que reducirá las visitas al médico

Ultima las pruebas técnicas y forma a casi 3.000 médicos de familia sobre el nuevo modelo

Un trabajadora visita a su médico para una prueba
Un trabajadora visita a su médico para una prueba

El nuevo sistema de partes médicos en los procesos de enfermedad laboral se pondrá en marcha en Castilla y León en la segunda quincena de febrero, tras las pruebas realizadas en estas semanas en el soporte tecnológico de la historia clínica electrónica.

Además, la Consejería de Sanidad está formando a unos 2.930 facultativos de Atención Primaria sobre la gestión del modelo de incapacidad temporal que reducirá la asistencia a las consultas de los médicos de familia.

Fuentes de la Consejería explicaron a Ical que en la semana del 15 de febrero arrancará el nuevo sistema en la Comunidad, después de que se retrasara un par de meses su aplicación al no estar operativos los sistemas informáticos, tanto de los servicios autonómicos de salud, como del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Destacaron que reducirá la «burocracia» del actual modelo y permitirá una «optimización del tiempo» de consultas.

La principal novedad del nuevo modelo es que se modifica la emisión del parte de baja, así como el de confirmación. De esta forma, se establecen cuatro tipos de bajas, en función de su duración y se modifica el sistema de cálculo de los días de baja y de emisión de los partes, que ya no será semanal. Así, los plazos fijados, que dependerán del proceso que presente el trabajador, podrá ser inferior a cinco días; entre cinco y 30; entre 31 y 60, o más de 60. No obstante, el servicio público seguirá emitiendo como hasta ahora los partes en los procesos derivados de contingencias comunes o de las enfermedades profesionales y accidentes de trabajo de las personas aseguradas por la Seguridad Social. Este sistema, derivado de una orden que desarrolla un Real Decreto de 2014 sobre las bajas en los primeros 365 días, ha obligado a la Consejería ha modificar su sistema informático para facilitar la tarea al personal de Atención Primaria.

En ese sentido, Sanidad ha habilitado en la plataforma Medora, en concreto, en la historia clínica electrónica de Atención Primaria, dos tablas que ayudarán al facultativo. Una de ellas recoge el listado sobre el Código Nacional de Ocupación del trabajador, que identifica su profesión habitual. Otra, que será dinámica, recogerá los procesos, incluso con sinónimos sobre una misma patología. Esta herramienta ofrecerá una referencia sobre el concepto de duración óptima de la incapacidad temporal, que se calcula en función del diagnóstico de baja, la edad del paciente y su ocupación. Así, el médico de familia podrá decidir si la baja debe mantener durante cinco días, un mes, dos o más. De hecho, la duración de la incapacidad temporal determinará la emisión del primer parte de confirmación, que dependerá del tipo de baja.