Se triplican en sólo un año los motoristas fallecidos en las carreteras de la Región

En el 2015 murieron 25 moteros en la Comunidad siendo León (6) y Ávila (5) las provincias con más siniestros mortales

25 motoristas muertos en el último año frente a los 8 habidos durante 2014
25 motoristas muertos en el último año frente a los 8 habidos durante 2014

Un hombre de 46 fallece al salirse de la carretera la moto en la que viajaba en Requejo (León). Muere un motorista al colisionar con un turismo en el casco urbano de San Cristóbal de Segovia. Cuatro personas pierden la vida en Cigales tras un choque frontal entre una motocicleta y un vehículo. Localizan el cadáver del conductor de una moto en un camino de Quintana del Castillo (León). Fallece un motorista de la Guardia Civil en un accidente en El Espinar (Segovia)... Así hasta en 25 ocasiones, que ha sido el número de motoristas que han fallecido en las carreteras de Castilla y León durante el pasado año.

Una cifra muy negativa, ya que triplica la sumada en el año 2014, en la que se contabilizaron ocho, y que es notablementre superior a las de 2012 y 2013 cuando se registraron 15 accidentes mortales en ambos años. Y León y Ávila encabezan el número de siniestros, con seis y cinco, respectivamente. En el caso de la provincia leonesa, sigue la tónica de periodos anteriores, aunque más sorprende lo de la provincia abulense que ha pasado de una víctima mortal en 2014 a las cinco de este último año. El resto de los motoristas que perdieron la vida se distribuyen en en Burgos (1); Palencia (1); Salamanca (2); Segovia (3); Valladolid (3); y Zamora (3). En todos los casos, el conductor de la moto hacía uso de casco.

Unas cifras «prohibitivas» que han encendido todas las alarmas en la Dirección General de Tráfico así como en todas las plataformas moteras existentes en España y, por ende, en Castilla y León.

Un 200 por ciento más

Y es que un dato es revelador, mientras el aumento ha sido del 200 por ciento en la Comunidad, en España es del 10 por ciento, al pasar de 177 a 195 (en los primeros ocho meses del año). Un crecimiento que se acentúa en aquellas personas que manejan motocicletas de mayor cilindrada, De hecho, del censo de motocicletas existente en Castilla y León en la actualidad -que es de 119.469-, un 63 por ciento corresponde a motocicletas con una cilindrada superior a los 125 centímetros cúbicos, y con más de 15.000 vehículos por encima de los 750 centímetros cúbicos.

¿Las causas de este aumento de accidentes mortales en este sector? Muy variadas. Por un lado, la alta movilidad de los motoristas, que han salido más a las carreteras por las propicias condiciones climatológicas y, por otro lado, y más fundamental, por el estado de algunas carreteras secundarias. En este sentido, desde la Asociación Española de Carretera (AEC) se destaca que «algunas vías en Castilla y León son tercermundistas».

Según destaca también un estudio de la Fundación Mutua Madrileña, los motoristas sólo son culpables en un 5 por ciento de los casos en los que se ven implicados otros vehículos.

«Hay que cambiar o recubrir los guardarraíles porque quitan vidas»

«El guardarraíl no provoca una caída, agrava las consecuencias. Hay que cambiarlos o recubrirlos porque quitan vidas». Así de tajante se muestra el portavoz de la Plataforma «Vallamotos», Rubén Manteca, que lamenta que tampoco se tomen soluciones a la suciedad que dejan los tractores en las carreteras, un factor que provoca numerosas caídas de los motoristas, para chocar, posteriormente contra estos guardarraíles.

«Lo peligroso del guardarraíl es el poste que tiene como sujeción. Circulando a 28 kilómetros de hora y chocando con él, es mortal. Lo que llevamos reclamando desde hace años, es cubrir esos postes con un faldón, homologados por el Ministerio de Fomento, y que supondría una cantidad irrisoria en el presupuesto a la hora de hacer nuevas carreteras. Lo que demandamos es que haya intención de arreglar la situación», reclama Manteca.

En declaraciones a LA RAZÓN, denuncia también, que la red de carreteras, cuya titularidad pertenece a la Junta de Castilla y León, deja mucho que desear. «Son bastante deficientes y tienen muchas carencias, pero no sólo para los motoristas, sino también para el restode conductores», afirma. Otra de las prioridades en las que se trabaja día a día desde «Vallamotos» es en la seguridad vial. «Nos falta mucha conciencia, y a un medio y largo plazo, eso reduciría bastante la siniestralidad en las carreteras. Existen muchas carencias desde la base».

Y respecto a los datos del número de motoristas fallecidos en el último año, son varias las circunstancias, según Rubén Manteca. Por un lado el aumento de conductores de 125 cc que no tienen carné. Por otro, han crecido las ventas de motos y los desplazamientos en este último año. «Pero no es proporcional a la cifra de 25 fallecidos», señala.

Y otro hándicap con el que tienen que lidiar es la falta de respeto del resto de vehículos. «Se nos estigmatiza mucho por ser una moto. Es verdad que hay gente que corre mucho encima de la moto, pero no por ello se debe mirar mal al que no lo hace. Y eso pasa muy a menudo». A ello añade que, aunque cada vez la moto tiene más protagonismo en las ciudades, no existe el suficiente aparcamiento.