Trato especial del Gobierno Herrera a las empresas familiares «por su estabilidad»

La vicepresidenta Rosa Valdeón destaca en Salamanca el arraigo con la tierra de estos negocios

Rosa Valdeón llega al III Congreso de Empresa Familiar en Salamanca junto a José Miguel Isidro y José Antonio
Rosa Valdeón llega al III Congreso de Empresa Familiar en Salamanca junto a José Miguel Isidro y José Antonio

«Las empresas familiares tienen compromiso, dan estabilidad y crecen sin desarraigarse de la tierra que las vio nacer. Además, generan empleo de calidad, salen al exterior en busca de nuevos mercados en los que vender sus productos y los trabajadores se sienten identificados y parte de ellas. Estamos muy orgullosos de ellas en Castilla y León».

Son palabras de la vicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón, ayer en Salamanca, tras clausurar el III Congreso de Empresa Familiar de Castilla y León, donde aseguraba que el Gobierno que preside Juan Vicente Herrera tendrá un «trato especial» hacia las empresas familiares y beneficiará a aquellas que dinamicen la economía. Entre ellas, citaba desde refinanciaciones hasta ayudas a nuevos proyectos pasando por ofrecer suelo industrial más barato para que se asienten.

Valdeón destacaba también la fortaleza de las empresas familiares, algo que, decía, «se ha demostrado durante estos años de crisis, por sus especiales relaciones laborales entre los trabajadores y el dueño y empresario, y porque cuentan con unos valores esenciales que se transmiten de generación en generación».

Por su parte, el presidente de la Empresa Familiar de Castilla y León, José Miguel Isidro, aseguraba que las empresas familiares «son un reflejo de cómo somos los castellanos y leoneses, gente que no para de crecer, pero con los pies en el suelo».

Políticos frívolos

De cara al futuro Gobierno que resulte en España tras las elecciones del 26 de junio, el presidente de Empresa Familiar de Castilla y León aseguraba tener claro que lo que más necesitan es que las administraciones les apoyen y , sobre todo, les escuchen. «No se puede hablar de subir impuestos o de más gasto público sin saber», decía Isidro, quien calificaba esta actitud de algunos dirigentes de «frívola» y les recordaba que son las empresas las que hacen aumentar la inversión, ayudar a que suba el consumo y crear empleo y riqueza.

Las empresas familiares representan en estos momentos el 15 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León, y en ellas trabajan más de 80.000 personas. «Son fundamentales para el desarrollo económico y social de la Comunidad y para fijar población», apuntaba Rosa Valdeón.

lklkl