Un modelo más eficiente de atención a personas con una discapacidad mental

Las Cortes regionales, con el respaldo del PP, Ciudadanos y UPL, instan a la Junta a impulsar nuevas medidas que lo mejoren

La presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, conversa con el vicepresidente y  procurador del PP, Ramiro Ruiz Medrano, ayer durante el Pleno
La presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, conversa con el vicepresidente y procurador del PP, Ramiro Ruiz Medrano, ayer durante el Pleno

El Gobierno regional tiene desde ayer el mandato de las Cortes de seguir impulsando el modelo de atención integral a las personas con discapacidad mental, que ya se puso en marcha la pasada legislatura. La Junta deberá por lo tanto llevar a cabo nuevas medidas y actuaciones que se adapten más y mejor a un modelo, pionero en España, que ofrece una atención integral y personalizada, que se dirige a los enfermos pero también y sobre todo a las familias y su entorno, y que apuesta por la profesionalización de los servicios que se prestan.

El procurador del PP, Antonio Silván, defendía la proposición no de Ley (PNL) que presentaban los populares al Pleno, y en su exposición recordaba la importancia de impulsar más medidas para mejorar la calidad de vida de las 26.152 personas con discapacidad mental que hay en Castilla y León, que representan el 15 por ciento del total de ciudadanos con alguna discapacidad en la Comunidad. Silván insistía en que el objetivo final es conseguir la normalización y plena integración social y laboral de este colectivo, pero también lograr que los familiares se vean reconfortados. La propuesta del PP salía adelante gracias al respaldo que recibía de Ciudadanos y de la Unión del Pueblo Leonés (UPL) mientras que PSOE, Podemos e IU se abstenían. Si bien, en la explicación de su voto durante el debate, estas formaciones exponían diferentes puntos de vista y tonos. Así, por un lado, un conciliador líder de IU, José Sarrión, reconocía que la propuesta del PP no tiene nada que pudiera provocar un rechazo, y explicaba su abstención en la «falta de concreción» de la PNL, porque, entre otras cuestiones, no valora el número de equipos multidisciplinares que necesita la Comunidad para atender a estas personas o cómo se financian. Desde Podemos, y en un tono también comedido, la parlamentaria Laura Domínguez expresaba las dudas de la formación morada en la gestión de este modelo, criticaba la colaboración público-privada y echaba en falta conclusiones o evaluaciones del modelo de atención para saber si éste está funcionando o no.

Los más contundentes y ácidos en su crítica eran los del partido del puño y la rosa, donde, a pesar de que luego se abstenían en la votación, una beligerante procuradora Mercedes echaba en cara al PP que su propuesta es un «paripé». «Es una iniciativa poco seria y oportunista, que sólo pretende aparentar por la celebración del pasado 10 de octubre del Día Internacional de la Salud Mental», decía Martín, tras quejarse de que la salud mental «es la gran olvidada de la Sanidad en Castilla y León». La procuradora socialista denunciaba el déficit social y sanitario existente tanto en residencias como en hospitales, pero también en materia de prevención, reinserción social, en cuanto a hogares tutelados o en la coordinación, y por ello reclamaba a la Junta que cumpla sus compromisos y que elabore cuanto antes una Estrategia Regional de salud mental.

Silván, en su turno de réplica, recordaba que este modelo está dando frutos, reprochaba a los socialistas que siempre se opongan y les nieguen los buenos resultados, y llamaba a todos los grupos a trabajar juntos para conseguir la plena integración social y laboral de este colectivo. Ciudadanos y la UPL apoyaban esta propuesta, y mientras el procurador del partido naranja, David Castaño, criticaba la falta de recursos en residencias y Centros de Acción Social aunque señalaba que lo más importante es trabajar en la prevención, con buenos tratamientos y medidas que eviten el aislamiento social, el leonesista Luis Mariano Santos daba su voto porque no puede decir no a iniciativas de este tipo, aunque afirmaba que se trata de un «ejercicio de autocomplacencia».

Corredor ferroviario

Por otra parte, las Cortes aprobaban por unanimidad pedir al Gobierno de España que impulse los trenes de cercanías entre Palencia, Valladolid y Medina del Campo. La iniciativa recoge un informe elaborado por Comisiones Obreras, en el que se destaca que más de dos millones de personas podrían utilizar este corredor. El vicepresidente de las Cortes, Ramiro Ruiz Medrano, apuntaba que este corredor ferroviario tendría dos nichos de usuarios importantes, como son los universitarios de Valladolid y Palencia y los trabajadores de Renault, y apostaba por adecuar los horarios y los viajes a las necesidades.

La socialista Consolación Pablos lamentaba que la apuesta por el AVE en Castilla y León «ha desmantelado al ferrocarril convencional» y confiaba en que esta propuesta no se quede en un simple acto. En Podemos, Carlos Chávez llamaba a aprovechar «una oportunidad única para potenciar el ferrocarril al servicio de las necesidades de la gente», y José Sarrión, de IU, pedía un compromiso firme con este corredor que ve sostenible y barato de mantener. Finalmente, José Ignacio Delgado, de Ciudadanos, exigía voluntad al PP e impulsar otras líneas convencionales como la de Burgos-Madrid por Aranda de Duero, «olvidada por la Junta y el Gobierno», decía, así como poner en valor otras para el turismo como la de Valladolid-Ariza por Peñafiel.

La cámara pide también reforzar los fondos para desarrollo rural

El Pleno dejaba ayer otro importante acuerdo alcanzado también por unanimidad de todos los grupos en materia agraria. La propuesta insta al Gobierno a que aumente la cofinanciación del Programa de Desarrollo Rural y llama a la Junta a poner en marcha cuanto antes un instrumento que estabilice los ingresos para que éstos puedan usarse de forma inmediata para ayudar al sector del vacuno de leche, el que peor lo está pasando. En materia educativa se aprobaba también instar a la Junta a potenciar los equipos multidisciplinares para prevenir, detectar y atender correctamente al alumnado con necesidades específicas, y en turismo, que la Junta pida al Gobierno central que señalice los Bienes de Interés Cultural (BIC) Monasterio de Moreruela y Castillo despoblado de Castrotorafe en la A-66 entre Zamora y la localidad zamorana de Benavente.