Valladolid reivindica la figura del Miró escultor

En el Museo Nacional de Escultura

María Bolaños y Lucas García conversan mientras recorren la muestra
María Bolaños y Lucas García conversan mientras recorren la muestra

Valladolid pone en valor el legado escultórico del polifacético artista barcelonés Joan Miró con una sugerente y atractiva exposición que acoge La Casa del Sol del Museo Nacional de Escultura en Valladolid, que reúne una treintena de esculturas en escayola del genial catalán, la mayoría expuestas por primera vez. «Miró. La musa blanca» es el título de esta muestra que podrá verse hasta el 15 de marzo y que para María Bolaños, directora del Museo, en la imagen junto a Lucas García, «son pequeñas obras que irradian una misteriosa belleza».

Las esculturas de Miró conviven en la Casa del Sol con piezas procedentes de la colección principal del antiguo Museo Nacional de Reproducciones Artísticas, creado en 1877, cerrado en 1961 y cuyos fondos -en torno a 3.000 modelados- fueron asignados en 2012 al Museo Nacional de Escultura para su custodia y divulgación.