Valladolid vuelve a seducir en Madrid Fusión con una gastronomía sin igual

León de la Riva y Mercedes Cantalapiedra bromean con un asador de Castilla y León
León de la Riva y Mercedes Cantalapiedra bromean con un asador de Castilla y León

La gastronomía vallisoletana volvió a cerrar, por demanda popular, la comida principal de Madrid Fusión, en la que más de 400 invitados se deleitaron con las bondades de la cocina de la ciudad. Un almuerzo presidido por el alcalde de la capital, Javier León de la Riva, que se mostraba profundamente satisfecho de que Valladolid vuelva a repetir en este encuentro «por aclamación popular»

«Valladolid sale por la puerta grande», aseguraba a lo que añadió seguidamente que la capital cuenta con la «mejor cocina de toda España». De la Riva agradeció a los diez restauradores y trece bodegas participantes su implicación en esta actividad, que elaboraron cerca de 4.200 raciones. Especiales palabras tuvo el alcalde para Cárnicas Martín Geijo, Pan de Valladolid y el Hotel Felipe IV, colaboradores en la comida.

Los comensales, personas muy vinculadas al mundo de la gastronomía, pudieron degustar las creaciones de los restauradores, una ciudad que, en palabras del alcalde, ha experimetado un notable auge en este sector gracias a iniciativas de calado como el Concurso Nacional de Pinchos -en el que ya se está trabajando para la décima edición que tendrá lugar en el mes de noviembre-, la popular Feria de Día en el marco de las fiestas patronales de septiembre o el Concurso Provincial de Pinchos, que se celebra a las puertas de verano. En esta ocasión, la comida consitió en el lechazo asado tradicional y guisos como croquetas, ravioli crujiente, trampantojo de escabechados, potajes de garbanzos, judiones estofados, cecina de vaca con queso de cabra, callos o tarta de quesop con membrillo a la menta de los restaurantes Ángela, Los Zagales, La Garrocha, Ceyjo, La Criolla, María, Campogrande, El Balcón de las Médulas, Vino Tinto Valladolid y Ramiros.

Jesús Núñez, jefe de cocina del Hotel Felipe IV, José Luis Gil del Restaurante «La Tahona» y Alfonso García, del restaurante «Don Bacalao», fueron los encargados de coordinar la cocina y sala.

Amplia colaboración

Además, se contó con el apoyo de la Asociación de Sumilleres de Valladolid representada por Juan José Alejos, Antonio Deza, Ignacio Gómez, Noemí Bocos, César del Caño, María del Mar Jiménez y José Manuel Ramos. También asistieron varios alumnos de la Escuela Internacional de Cocina «Fernando Pérez», que prestaron su apoyo en la cocina, y de la Escuela de Hostelería de Alcazarén, que colaboraron en el servicio de sala. Junto con los pinchos, losinvitados pudieron degustar vinos de Protos, Dehesa de los Canónigos, Emilio Moro, Cepa 21, Alejandro Fernández, Elías Mora, Yllera, Prado Rey, Valdelosfraíles, De Alberto, Mocén y Alfredo Santamaría.