Política

Alsina, a Oriol Pujol: «Ya hemos estado con Mas. Creo que ha ido muy bien»

Oriol Pujol se dirige al presidente catalán, Artur Mas, en el Parlamento de Cataluña
Oriol Pujol se dirige al presidente catalán, Artur Mas, en el Parlamento de Cataluña

«Oriol, ya hemos estado con Mas. Creo que ha ido muy bien. Nos pregunta si hemos informado a Mena –Francesc Xavier Mena, ex consejero de Empresa y Ocupación–. Deberemos hacerlo a partir de ahora. ¿Sugerencias? Gracias. Sergi». Éste es uno de los sms que tiene como protagonistas a Sergi Alsina, quien intevenía directamente en la deslocalización de unos terrenos que la sociedad Sharp Corporation tenía en la localidad de Sant Cugat del Vallés, y al entonces dirigente de Convergencia Democrática de Catalunya Oriol Pujol, y en el que se alude directamente al presidente de la Generalitat, Artur Mas, en las conversaciones relacionadas con las ITV. En total, las intervenciones han podido determinar que en al menos seis ocasiones se alude a Mas, a la necesidad de su participación, para que saliesen adelantes las gestiones para las que se habían contratado a las empresas de Alsina y en las que Oriol Pujol utilizaba sus «influencias políticas» para lograr el resultado esperado.

El mencionado mensaje de texto enviado por Alsina al hijo del ex presidente de la Generalitat se produjo el 7 de junio de 2011, y ese mismo día le contesta con el siguiente sms: «Llama a Sureda –en referencia a Joan Sureda, entonces director general de Industrias de la Generalitat– y que lo haga él, le irá bien hacerlo así. Gracias. Oriol». A ese mensaje, Alsina responde y cita expresamente de nuevo a Mas: «Gracias, le llamo. Si tienes ocasión de comentar la entrevista con Mas y puedes hacerle ver nuestro papel en la operación me lo dices. Gracias. Sergi».

Sobre los motivos por los que aparece en distintas ocasiones en el «caso de las ITV» deberá dar explicaciones hoy Artur Mas en el Parlamento de Cataluña, donde comparece ante la comisión de investigación sobre el fraude, la evasión fiscal y la corrupción.

Todas las alusiones a Artur Mas aparecen en el escrito que presentó la Fiscalía el pasado mes de septiembre en el que solicitaba la imputación de Oriol Pujol por un nuevo delito de cohecho, así como de su mujer, Anna Vidal, y del empresario Alsina. Pero no sólo era el Ministerio Fiscal quien reflejaba esos correos donde se mencionaban a Artur Mas, sino que la propia instructora de la causa, en el auto del pasado mes de enero donde se citaba a los tres mencionados a declarar como imputados, también aludía al papel de Oriol Pujol y a cómo facilitó el acceso de interesados en la citada operación empresarial hasta el mismísimo presidente del Gobierno catalán: «La intervención de Oriol Pujol Ferrusola fue decisiva gracias a los relevantes cargos políticos que ostentaba, pues intervino directa o indirectamente en las negociaciones para la venta de Sharp hablando con los dueños de Cirsa, facilitando el acceso al presidente de la Generalitat de Cataluña, así como al director de la Agencia Tributaria catalana y a altos cargos del Departamento d’Industria...».

La primera alusión a Mas que se cita en el escrito de la Fiscalía es una conversación entre el hijo de Jordi Pujol Ferrusola y Sergio Alsina, el 17 de enero de 2011, el la que el primero dice al empresario. «...A ver, Artur habló con Manel –se trata de Manel Lao, uno de los propietarios de Cirsa–». A continuación, señala el fiscal, Oriol Pujol le dice que Artur Mas le explicó la conversación que tuvieron, demostrándole el interés que tenía como Gobierno de que esta operación se materializase».

Meses después, el 28 de abril de ese mismo año, aparece un sms «extraordinariamente significativo», en palabras del fiscal, que viene a demostrar el acceso de un empresario particular «a la agenda del presidente de la Generalitat» gracias a las «influencias políticas» de Oriol Pujol, entonces secretario general de CDC y presidente del grupo parlamentario, y todo ello con un «evidente ánimo de lucro» por parte de Alsina y Pujol.

Apenas 15 días después, el 11 de mayo vuelve a aparecer el nombre de Artur Mas. Ese día, Oriol Pujol recibe un mensaje de texto de Alsina en el que le pide que le llame de forma urgente. Esa llamada se produce a las 21:00:43 de ese día. En la conversación, el empresario le explica que los representantes de Cirsa no quieren firmar el contrato de compra hasta que su presidente, Manuel Leo, no tenga una reunión con el presidente de la Generalitat. Alsina acaba la conversación diciéndole a Pujol: «...por favor, tan pronto como sepamos algo del presidente, ¡dímelo! porque yo he de mover todo lo demás, ¿eh?»

Posteriormente, el fiscal alude a nuevas conversaciones «que demuestran que Oriol Pujol hablaba de la operación con el presidente de la Generalitat», como el sms que le envía Alsina el 30 de mayo de 2011, en el que le dice: «...¿Has podido comentar con Mas el resumen de la operación que te di el viernes?».

Conversaciones y correos de textos comprometidos para Artur Mas, sobre los que algunos grupos le interpelarán en su comparecencia de hoy.