Anagrama, también en catalán

El sello editará en esta lengua novedades y títulos clásicos de su catálogo

El editor de Anagrama, Jorge Herralde, ayer
El editor de Anagrama, Jorge Herralde, ayer

Entre 1969 y 1970, en sus inicios en el mundo de la edición, Anagrama lazó cinco títulos en catalán, textos de gran calidad literaria, pero que no acabaron de convencer al gran público. Pese a estar firmados por nombres como Cesare Pavese («L'ofici de viure»), Jean-Paul Sartre («Baudelaire»), Claude Lévi-Strauss («Tristos tròpics») –en traducción de Miquel Martí i Pol–, Antonin Artaud («El teatre i el seu doble») o Paul A. Baran y Paul M. Sweezy («El capitalisme monopolista»), la colección acabó siendo clausurada.

Tras haber coeditado en catalán con Empúries algunos de los más destacados títulos de su catálogo desde 1997 y hasta fecha reciente, Anagrama estrena colección en esta lengua. El próximo mes de febrero aparecerán los cuatro primeros títulos de esta propuesta llamada Llibres Anagrama: «Ampliació del camp de batalla» de Michel Houellebecq, «Barbablava» de Amélie Nothomb, «La millor oferta» de Giuseppe Tornatore» y «Una setmana de vacances» de Christine Angot.

El editor del sello, Jorge Herralde, explicó ayer que lo que tras su experiencia con Empúries, «de la que no tengo un mal recuerdo, lo más sensato es continuar en solitario». Y se hará simultaneando la publicación la edición en catalán y castellano de estas novedades.

La colección lanzará un total de ocho títulos al año con una tirada media de entre 2.000 y 3.000 ejemplares. Para esta andadura editorial, Herralde ha fichado a la periodista y editora Isabel Obiols para coordinar la colección, una labor parecida a la que también llevó a cabo en el pasado en La Magrana.

Además de los cuatro primeros títulos, a lo largo de este año verán la luz en catalán otras interesantes propuestas literarias. En el mes de mayo, será el turno de un ensayo de gran interés por su tema y por el valor de su autor. Se trata de «Hitler, el meu veí», del historiador Edgar Feuchtwanger, vecino de Hitler en el Munich de los años treinta. En otoño se incorporarán a la colección las nuevas novelas de Yasmina Reza («Feliços els feliços») y Siri Hustvedt («El món resplendent»).

Por otra parte, en febrero del próximo año, Anagrama presentará la nueva traducción de uno de los títulos clásicos de su catálogo: «La conjura de los necios», de John Kennedy Toole, traducida por Xavier Pàmies. Su título será «Una confabulació d'imbècil», que, como dijo Herralde, será «más cercano al original "A confederacy of dunces"».

Por otra parte, entre enero y febrero de este año aparecerán dos coediciones con Empúries, «Lionel Asbo. Estat d'Anglaterra», de Martin Amis, y «ZeroZeroZero», de Roberto Saviano.