Artadi y Borràs tienen previsto dejar la semana que viene el Govern

Torra irá a la manifestación independentista del sábado en Madrid

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, conversa con la consellera de Cultura, Laura Borràs y el conseller de Territorio, Damiá Calvet
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, conversa con la consellera de Cultura, Laura Borràs y el conseller de Territorio, Damiá Calvet

Quim Torra deberá abordar una crisis de Govern como muy tarde el domingo 24 de marzo. Esa es la fecha máxima, marcada por Ley, que la consellera de Cultura, Laura Borràs, tiene para abandonar el ejecutivo catalán tras su paso a la candidatura de JxCat para las elecciones generales -el 25 de marzo es el plazo máximo para registrar las listas electorales-. De forma conjunta, también se llevaría a cabo el relevo de la portavoz, Elsa Artadi, que da el salto a Barcelona como número dos de la candidatura de los neoconvergentes para los comicios municipales del 26 de mayo -el cabeza de lista es Joaquim Forn-.

Así lo ha expresado esta mañana Artadi en la rueda de prensa posterior celebrada extraordinariamente en Vielha (Lleida). Por una cuestión de “eficiencia”, la portavoz ha asegurado que Torra podría sellar sendos relevos la semana que viene. “Tendría sentido hacer al mismo tiempo los dos relevos”, ha afirmado tras precisar que los cambios se harán también en consenso con los consellers de Cultura y Presidencia cesados por el 155, Lluís Puig y Jordi Turull. Como sustituta de Artadi toma fuerza la alcaldesa de la Garriga, Meritxell Budó, próxima a Carles Puigdemont.

Asimismo, Artadi también ha desvelado que hasta seis consellers acudirán este sábado a la manifestación que el independentismo llevará a cabo el sábado en Madrid, en solidaridad con los líderes del “procés” que están siendo juzgados ahora en el Tribunal Supremo. Entre los miembros del Govern confirmados están, además de Torra, Artadi; Borràs; la consellera de Agricultura, Teresa Jordà; o, el conseller de Trabajo, Chakir el Homrani. La protesta ha sido impulsada por la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural.