Cataluña

Casado: “Que Cataluña es un solo pueblo es una ensoñación totalitaria”

Se ofrece como líder de la “mayoría silenciona” de los catalanes

Se ofrece como líder de la “mayoría silenciona” de los catalanes

Publicidad

El presidente del PP, Pablo Casado, ha defendido la “diversidad” de la sociedad catalana y ha reprobado el “supremacismo” del independentismo: “Que Cataluña es un solo pueblo es una ensoñación totalitaria”, ha asegurado ante la Junta Directiva del partido.

Casado ha terminado su jornada de visita a Barcelona con una intervención ante cuadros y simpatizantes de la formación después de encontrarse con varios empresarios y afectados por los incidentes violentos y tras su visita a la Jefatura de Policía en Barcelona.

El desplazamiento del líder del PP a Barcelona ha coincidido con el del presidente en funciones, Pedro Sánchez, lo que en opinión de Casado no ha sido casual: “Quizá ha decidido venir a visitarlos (a policías heridos) porque se ha enterado de que veníamos nosotros”.

“No somos nosotros los que tenemos problema con la tolerancia y la diversidad, sino los independentistas que quieren imponer su voluntad contra todo (...) Por eso hay que combatir las políticas supremacistas y de extranjerización toleradas en Cataluña hasta hoy y con graves consecuencias como hemos visto los últimos días”, ha señalado sobre los incidentes violentos en las calles.

Publicidad

Casado ha repetido en su encuentro con el PP catalán -flanqueado por el líder en el Parlament, Alejandro Fernández, y la candidata al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo- su idea de que Sánchez no tiene que dialogar con el Govern sino requerirle para que cumpla la Constitución y garantice el orden y la ley.

Asimismo, ha insistido en que el PSC debe romper sus acuerdos con JxCat y ERC tras la sentencia del “procés” que ha condenado a sus líderes y ha apuntado que si Sánchez no lo hace es porque “quizá los necesite a partir del 11 de noviembre”.

Publicidad

En su visita a Barcelona ha reiterado sus propuestas para que por ley deban cumplirse íntegramente las penas por rebelión y sedición o que se restrinja la subvención a partidos con condenas por esos delitos, entre otras medidas.

Igualmente, ha señalado que deben investigarse las informaciones de el diario El Mundo sobre la supuesta voluntad del presidente de la Generalitat, Quim Torra, de excarcelar a los presos del “procés” tras las elecciones generales para, si fuera así, exigir al Gobierno que los traslade fuera de Cataluña.

En ese sentido, ha señalado que si es elegido presidente propondrá la devolución de competencias penitenciarias al Estado para evitar que haya “trato diferenciado” a algunos presos, una circunstancia que ha señalado que solo se da “o en los narcoestados o en las dictaduras”.

Precisamente con la vista puesta en el 10N, Casado ha lanzado el mensaje de que quiere ser quien enarbole “la bandera de la mayoría silenciosa de Cataluña”, ciudadanos que creen en el cumplimiento de la ley y el respeto a las decisiones judiciales como la mejor garantía de democracia e igualdad.