Colau se ofrece a negociar con ERC y PSC

La alcaldesa en funciones de Barcelona rechaza pactar con JxCat o con la candidatura de Manuel Valls

La alcaldesa de Barcelona en funciones, Ada Colau y candidata a la reeleción por BComú, Ada Colau, valora ante los medios los resultados de las elecciones de ayer / Foto: Efe
La alcaldesa de Barcelona en funciones, Ada Colau y candidata a la reeleción por BComú, Ada Colau, valora ante los medios los resultados de las elecciones de ayer / Foto: Efe

La alcaldesa en funciones de Barcelona rechaza pactar con JxCat o con la candidatura de Manuel Valls

La alcaldesa en funciones de Barcelona y segunda en las elecciones de este domingo, Ada Colau, quiere "abrir conversaciones discretas"con ERC y el PSC para abordar posibilidades de acuerdos progresistas y en clave de ciudad.

Lo ha dicho en una declaración a los medios con miembros de su lista en la sede de BComú antes de una reunión de la coordinadora de la formación, en su primer encuentro tras los comicios en los que se impuso Ernest Maragall (ERC), cuyo discurso decepcionó a Colau porque se centró en el debate independentista y no en la ciudad, según ella.

Colau ha destacado que las posibilidades de acuerdos se deben abordar en clave de ciudad, y ha remarcado que ERC, BComú y PSC suman 28 ediles de 41 --diez los dos primeros y ocho el PSC-- y que los independentistas han perdido concejales --de 18 a 15--, por lo que ha avisado: "Es un grandísimo error hacer una lectura política en clave independentista o antiindependentista".

Así, ha dado a entender que rechaza tanto una alianza ERC-BComú-JxCat, como sugiere Maragall, como también una mayoría alternativa que pase por un acuerdo entre comunes, socialistas y Valls para impedir que haya un alcalde independentista.

En este sentido, ha considerado "francamente decepcionante"que Maragall centrara su primer discurso en la noche electoral en hacer una lectura de los resultados "en clave independentista", sin "prácticamente mencionar el proyecto de ciudad"y "priorizando"un acuerdo de legislatura con JxCat.

Por otro lado, Colau, ha declinado la oferta que ha hecho por Twitter del ganador de las elecciones municipales por ERC para ir a visitar al número 1 de JxCat en la ciudad, Joaquim Forn, a la prisión de Soto del Real: "No creo que deba ir a hablar con Forn, no compartimos modelo de ciudad con JxCat".

Lo ha dicho en una declaración a los medios con miembros de su lista en la sede de BComú antes de una reunión de la coordinadora de la formación, en la que ha pedido a Maragall que "no haga política via Twitter en un momento tan trascendental", y ha asegurado que el republicano le ha enviado el mismo texto que ha publicado en redes sociales cinco minutos antes.

El ganador de los comicios, Ernest Maragall, ha anunciado este lunes que buscará contactar de forma "inmediata"con el candidato de JxCat, Quim Forn, y la aún alcaldesa, Ada Colau (BComú), para abordar la gobernabilidad de la ciudad y encontrar los pactos para garantizar su investidura como alcalde.

En rueda de prensa, ha dicho que el mejor escenario sería "un gobierno municipal de amplio espectro" en el que hubiera miembros de ERC, JxCat y BComú, pero ha puntualizado que hoy por hoy es imposible porque JxCat y BComú se autoexcluyen, por lo que ha concluido que con toda probabilidad tendrá que gobernar en solitario.

Maragall defiende que le unen varias cuestiones con JxCat, entre otras la independencia y la reivindicación de la libertad de los presos soberanistas, y también con Colau, como la apuesta por un referéndum como mecanismo para desencallar el conflicto político en Cataluña.

Así, ERC ha concluido que el único escenario posible es pilotar el Ayuntamiento con pactos con estos dos partidos, y que deberá hacerlo en solitario y no con un gobierno de coalición por la "mutua exclusión"a gobernar juntos que existe entre JxCat y BComú.

A diferencia de Forn y Colau, Maragall ha descartado buscar al PSC como socio para la investidura, ya que ha acusado a los socialistas catalanes de ser cómplices de "la represión"del Estado contra Catalunya que se visualiza, a su juicio, en situaciones como la de los presos soberanistas.

Ha considerado "inverosímil"que pueda haber un pacto a tres bandas entre Colau, Jaume Collboni (PSC) y Manuel Valls (Cs) que le barre a él el paso a la Alcaldía de Barcelona, y ha concluido que estas tres formaciones son demasiado heterogéneas para ponerse de acuerdo.

La única vía que tiene la oposición para frenar la investidura de Maragall es un pacto a tres en primera vuelta entre Colau-Collboni-Valls --sumarían la mayoría absoluta con 25 concejales--, pero el candidato de ERC no lo ve posible: "Es una aritmética que en números da pero en política no".

Así, Maragall se ve como alcalde ya en primera vuelta por mayoría absoluta o en segunda al haber sido la lista más votada porque concluye que entre Colau, Collboni y Valls existe un "abismo de incompatibilidades"que hacen imposible un alcalde alternativo a él.

El candidato de ERC a la Alcaldía ha explicado que pudo hablar la misma noche electoral con Colau, y que ambos constataron la "plena disposición"mutua a hablar de forma inmediata y a favor del interés de la ciudadanía de la capital catalana.

Maragall ha asegurado que el diálogo que espera entablar con Forn y Colau no será solo retórico y buscará que se plasme en "iniciativas políticas"concretas, que no ha detallado.