Desmantelado un grupo criminal de tráfico de marihuana

Los Mossos arrestan a 15 personas en Girona y Sils, incluyendo a los cabecillas de la red

La Policía Autonómica decomisó más de 7.000 plantas de marihuana
La Policía Autonómica decomisó más de 7.000 plantas de marihuana

Los Mossos arrestan a 15 personas en Girona y Sils, incluyendo a los cabecillas de la red.

Los Mossos d’Esquadra informaron ayer que agentes de su división de Investigación Criminal, conjuntamente con efectivos de la comisaría de Santa Coloma de Farners, arrestaron el lunes a quince personas de nacionalidad española. Están acusados de los delitos de pertenencia a un grupo criminal y tráfico de drogas.

El grupo desmantelado cultivó más de 7.000 plantas de marihuana, con el objetivo de venderlas posteriormente. Tenían la droga en viviendas de Riudarenes, Sils y Girona. entre los detenidos se encuentran el consuiderado líder del grupo, el jardinero y el fontanero que se encargaban de las plantaciones.

Sucesos violentos

La investigación policial empezó a raíz de la detección de un aumento de hechos violentos en la citada zona, que es la comarca de La Selva, desde junio del año pasado. En estos sucesos, el principal objetivo era la marihuana.

Esta investigación, tutelada por un juzgado de Santa Coloma de Farners, permitió identificar al citado cabecilla de la banda. Se trata de un vecino de Sils, de 39 años. Sus hombres de confianza eran el jardinero y el fontanero, que tienen 49 y 23 respectivamente, y que residen en la misma población.

La red actuaba desde nueve casas. Dos de ellas están en Riudarenes, seis en Sils y otra en Girona. En esos domicilios plantaban y cultivaban la marihuana. Para no levantar sospechas y ahorrar gastos, la electricidad la cogían directamente del alumbrado público.

Además de estos arrestados, el grupo criminal disponía de más gente, que se ocupaban de la vigilancia de las plantaciones de marihuana.

El 6 de junio se realizó en Sils, Riudarenes y Girona un operativo dirigido a detener a los miembros del grupo criminal, y también para decomisar la droga. aparte de las 7.000 plantas, los agentes incautaron seis balanzas de precisión, 4.755 euros, dos coches y una gran cantidad de teléfonos móviles.

Tras el arresto, la banda el juez decretó cárcel para nueve de los detenidos, libertad con cargos para cuatro y sin cargos para los dos restantes.

La Policía Autonómica considera que existe un fuerte incremento en los últimos años de personas que se dedican a la plantación, cultivo y tráfico de marihuana. Un motivo podría ser la crisis económica, que provoca la búsqueda de cualquier tipo de recurso económico.

Las plantaciones de marihuana, ya sea en fincas rurales, en laboratorios clandestinos urbanos o, en menor escala, en pisos particulares, parece que siguen aflorando con fuerza en Cataluña. El alto ritmo de actuaciones policiales denota que los hay que optan por este negocio ilegal para afrontar a su manera la crisis económica.

Tanto es así, que, en según que periodos, los diferentes cuerpos policiales han llegado a arrestar de media al menos a dos personas vinculadas a esta actividad ilícita cada día. La mayoría de las intervenciones policiales son en las demarcaciones de Girona y Barcelona, especialmente en la primera provincia, y casi siempre por parte de los Mossos y la Guardia Civil.