El 26 por ciento de los conductores utiliza el móvil al volante

El Racc insiste en que las distracciones son la principal causa de los accidentes

Las distracciones al volante siguen siendo una de las principales causas de accidentes
Las distracciones al volante siguen siendo una de las principales causas de accidentes

Los números, encuestas y estadísticas lo vienen demostrando en los últimos años. El uso del móvil es una de las principales causas –entre otras, como beber alcohol y el exceso de velocidad– de los accidentes mortales en las carreteras.

En esta misma línea, una encuesta del Racc concluye que uno de cada cuatro conductores (concretamente el 26 por ciento) utilizan los teléfonos inteligentes «siempre o frecuentemente» mientras conducen, y sostiene que uso del móvil al volante tiene un papel clave en las distracciones, principal causa de accidentes en Barcelona y en el global de las vías interurbanas de Cataluña.

Además, los conductores que manipulan el teléfono cuando el vehículo está detenido dobla a los que lo hacen mientras circulan, según el estudio. El conseller de Interior, Jordi Jané, asistió a la presentación del informe.

Sin acompañante

El estudio apunta a que la mayoría de distracciones se producen cuando el usuario se desplaza sin acompañante, pues el 93 por ciento de los conductores distraídos eran el único ocupante del vehículo, y también que las distracciones no nos patrimonio exclusivo de los conductores sino también de los viandantes (47,2 por ciento) y, en menor incidencia, del colectivo motorista (8,7 por ciento).

El Racc calcula que en Barcelona se producen 4.650 distracciones derivadas del uso del móvil cada minuto; en el caso de los conductores, un 56 por ciento por consultar el móvil y en el caso de viandantes un 36 por ciento por atender una llamada.

Según se desprende de la encuesta, nueve de cada diez usuarios de moto y coche creen que el uso del móvil influye bastante o mucho en las probabilidades de sufrir un accidente. Aproximadamente la mitad de los conductores y motoristas encuestados explicaron que han presenciado alguna incidencia derivada de las distracciones por móvil, en la misma línea de la encuesta.

Sin embargo, un 42 por ciento de los conductores de coche continúa utilizando el móvil mientras conduce. El Racc recomendó aumentar la concienciación y promover el uso de aplicaciones de bloqueo del móvil durante la conducción y exigir certificaciones para homologar aplicaciones relacionadas con servicios de movilidad compatibles con la conducción.

También mejorar el control de las distracciones por parte de las autoridades viales y graduar las sanciones, sin aumentarlas, en función de la situación de distracción. Igualmente propone implicar a grandes empresas de Internet (Google, Facebook, Apple) y operadoras (Telefónica, Orange, Vodafone) en la mejora de las aplicaciones móviles para una integración más segura en la conducción e introducir un test teórico-práctico en el temario de las autoescuelas para demostrar la afectación de las distracciones en el riesgo de accidente.

Por su parte, la Generalitat impulsa este año una campaña para que los conductores no utilicen el teléfono móvil al volante, ante el repunte de la mortalidad durante 2015, y tras comprobar que las distracciones son la primera causa de siniestralidad viaria, una opinión que coincide en buena parte con la encuesta efectuada por el Racc.