El arte del reloj

La joyería GR de Barcelona expone en exclusiva preciosos modelos de la reconocida firma suiza Ulysee Nardin

La joyería GR de Barcelona propone un nuevo concepto que une joyería y relojería y aúna la experiencia de las familias Grau y Rabat
La joyería GR de Barcelona propone un nuevo concepto que une joyería y relojería y aúna la experiencia de las familias Grau y Rabat

Tradición, creatividad, elegancia, precisión y «savoir faire». Es lo que transmiten cada una de las piezas de la firma de alta relojería Ulysse Nardin. Fundada en 1846 en Le Locle, especializada en la fabricación de cronómetros de marina, las obras de esta compañía han ido evolucionando como si de un desafío propio se tratara. De hecho, cada una de sus invenciones han revolucionado el mundo de la relojería, o cuanto menos, han marcado un antes y un después. Por ello, la joyería GR de Barcelona ha querido contar con un amplio número de estas piezas y exponerlas al público en un gesto de acercar al ciudadano la combinación perfecta entre la belleza, la ciencia y la imaginación.

Las piezas de Ulysse Nardin pueden verse expuestas hasta hoy en GR. Entre ellas destaca el «Black Toro», el mejor reloj calendario perpetuo de la industria, o el «Marine Chronograph Manufacture», una pieza única esmaltada dotada del nuevo movimiento cronógrafo manufactura UN-150, así como el precioso reloj femenino «Jade», la colección Freak que supuso un antes y un después en la relojería moderna y la pieza «Moonstruck», un reloj astronómico pintado a mano.

No es coincidencia que haya sido GR la joyería que quisiera exhibir en exclusiva las obras de arte de Ulysee Nardin. GR es el perfecto resultado de la unión de la joya y el reloj, de la experiencia y tradición de las familias Grau y Rabat. Juntas han sabido ensamblar ambos conceptos y crear uno nuevo. «La sinergia que comparte en este proyecto está inspirado por la creatividad en el diseño y la máxima calidad de sus productos y servicios», señala la compañía.