Actualidad

El Ayuntamiento de Barcelona aprueba rechazar la sentencia del “procés”

Nueva brecha entre Colau y PSC

Nueva brecha entre Colau y PSC

Publicidad

El pleno del Ayuntamiento Barcelona ha aprobado este viernes una proposición que rechaza la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O, pide la libertad de los líderes independentistas presos y defiende el derecho de autodeterminación. La propuesta, presentada por ERC y JxCat -por separado pero con el mismo texto-, ha sido transaccionada este mismo viernes con BComú, lo que ha permitido que prospere con los votos favorables de estos tres grupos municipales.

Los líderes de ERC y JxCat en el consistorio, Ernest Maragall y Elsa Artadi, han coincidido en que el texto acordado con BComú es de "mínimos", aunque han dicho que recoge lo que piensan el 80% de los catalanes, según ellos. "Lo que ha sucedido estos días no es el final de nada, es el principio de todo. Pero tenemos un Estado ciego y sordo", ha afirmado Maragall, en relación a las movilizaciones de la última semana tras la sentencia.

Artadi ha explicado que algunos concejales constitucionalistas admiten en privado que la condena a los líderes soberanistas es excesiva: "Lo que muchos decís en privado nos gustaría que los dijerais en público". Por su parte, el concejal de Presidencia, Jordi Martí (BComú), ha defendido que "mientras haya presos, no llegarán las soluciones"al conflicto político, porque no se logrará un diálogo sincero entre las partes, aunque también ha señalado la desorientación del Govern.

El PSC vota en contra y divide al gobierno municipal

Publicidad

El texto ha sido rechazado los grupos del PSC, Cs, PP y BCN Canvi, en una votación que ha dividido el voto al Gobierno municipal formado por comuns y socialistas. El primer teniente de alcalde, Jaume Collboni (PSC), ha asegurado que el juicio ha sido transparente y ha dicho que las protestas por la sentencia son fruto de la "frustración por las mentiras de buena parte del independentismo".

La presidenta de Cs en Barcelona, Luz Guilarte, ha negado que en España haya presos políticos ni exiliados: "Ser independentista no es delito, pero cometer sedición y malversación sí que lo es", ha dicho.

Publicidad

Josep Bou (PP) ha dicho que la proposición es resultado de la "impotencia y la rabia"que les produce el inicio del fin del proceso soberanista, y les ha reprochado construir su relato a base de mentiras e ignorancia.

"No se puede ser nacionalista como lo sois porque crea un etnicismo muy peligroso", ha asegurado el líder de BCN Canvi, Manuel Valls, que cree que algunos catalanes se han creído el discurso, lo que puede llevar al desastre, según él.

La vía penal no es "adecuada"

El documento considera que la vía penal no es la "adecuada"para resolver un conflicto que considera de carácter político, y también asegura que el juicio se ha desarrollado sin las garantías exigibles. Asimismo, insta a las instituciones y la sociedad civil a "encontrar soluciones para lograr la libertad de los presos políticos", y ha subrayado la regresión de derechos y libertades que sufre Catalunya y la judicialización de la política.

"La resolución del conflicto político se debe canalizar a través de las vías democráticas, el diálogo institucional y la expresión democrática de la voluntad ciudadana. Reconocemos que Cataluña tiene derecho a la autodeterminación", añade También muestra su rechazo absoluto por cualquier forma de violencia, y pide velar para que la ciudadanía pueda movilizarse contra la sentencia, así como trasladar el contenido esta proposición al resto de instituciones.