El Consorcio de la Zona Franca logra 4,7 millones de beneficios y recupera su capacidad inversora

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Barcelona- El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona prevé cerrar el presente ejercicio con 4,7 millones de euros de beneficio y el año 2014 con 7,3 millones, después de dos años de pérdidas.

El consejo plenario de la entidad, presidido por el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, aprobó ayer el de presupuesto para 2014 que tiene por objetivos principales seguir reduciendo gastos, mejorar la eficiencia y recuperar su capacidad inversora. Así lo explicó el delegado especial del Estado en el Consorcio, Jordi Cornet, que apuntó que el organismo destinará 1,5 millones a inversiones, dando prioridad a las mejoras en el polígono y la Zona Franca Aduanera.

La vuelta a beneficios ha sido posible gracias al plan de ajustes y de contención del gasto impulsado por el Consorcio, pero también a la flexibilización de las condiciones de alquiler de sus instalaciones, lo que le ha permitido firmar renovaciones de arrendamiento y nuevas contrataciones, señaló el CZFB en un comunicado. Además, la partida de gastos de la entidad ha descendido en un 20 por ciento, con un ahorro de unos 5 millones.

En el presupuesto de 2014, los ingresos del Consorcio alcanzan los 55 millones, lo que supone un aumento del 2,15 por ciento con respecto al presente ejercicio, mientras que los gastos se cifran en 47,7 millones, un 2,8 por ciento menos. Con el objetivo de recuperar liquidez y cancelar parte de la deuda financiera que supera los 200 millones de euros, el Consorcio está revisando los proyectos en curso para ajustar los activos al valor real. Por ello, ha puesto en el mercado la sede del Banco de Sangre y de Tejidos y estudia poner en venta otros edificios.