Política

El encargado de un restaurante de Barcelona acusa a varios comensales de «provocadores» por lucir banderas de España

Les pidió que marcharan ante la presión de los indepedentistas presentes en la zona, en plena plaza de Cataluña de Barcelona

El encargado del local pide al grupo que se marchen.
El encargado del local pide al grupo que se marchen.

Ocurría ayer en un restaurante de Barcelona, en pleno centro de la Ciudad Condal, en la plaza de Cataluña. Un grupo de personas comía sentada en una de las mesas del restaurante Txapela cuando el encargado se acercó a ellos para pedirles que se marcharan porque no quería líos. ¿El motivo? Que, según él, iban provocando y eso parece ser que le ocasionaba problemas. La “provocación” no era otra cosa que el hecho de que los comensales lucían lazos no amarillos, sino rojos y amarillos, es decir, con la bandera de España.

Sin embargo, los “provocadores” no se arredraron y aseguraron que eran comensales habituales y que si pensaba que se iban a ir, “iba listo”. Este es el panorama que los no indepedentistas, la mitad de la población, sufre a diario en Cataluña. O silencio o arriesgarse a ser tildados de “provocadores”.