Cataluña

El padre del bebé ingresado en Tarragona ya fue investigado por maltratar a otro hijo

Los Mossos y la DGAIA le retiraron la custodia, pero el caso fue archivado por falta de pruebas

Los Mossos y la DGAIA le retiraron la custodia, pero el caso fue archivado por falta de pruebas.

Publicidad

Apenas un mes después de que un bebé de dos meses falleciera en el Hospital Vall d'Hebron por una presunta paliza que recibió de su padre, un niño de solo 40 días está ingresado en la UCI de neonatos del Hospital Joan XXIII de Tarragona en estado grave por motivos similares. A falta de que lo confirme un juez, presunto maltrato por parte de su progenitor. Los padres del bebé –22 años él y 21 años ella– llevaron al niño el miércoles por la tarde al Hospital Joan XXIII de Tarragona. Contaron a los médicos que tenía vómitos porque le habrían dado un medicamento para unos supuestos hongos que tenían en la boca. Pero el bebé tenía una hemorragia cerebral compatible con un golpe y otras lesiones óseas que se habrían producido con anterioridad.

Con este diagnóstico, el hospital activó el protocolo de maltrato infantil. Avisaron a la dirección general de la Atención a la infancia y Adolescencia (DGAIA) y a los Mossos d'Esquadra. La Generalitat acabó retirando la tutela a los padres, abrió un expediente de desamparo y se personará como acusación particular en una causa judicial. Mientras que los Mossos detuvieron a los padres, vecinos de Montblanc (Conca de Barberà) y nacionalidad española. Una vez arrestados por un delito de lesiones y otro de violencia habitual en el ámbito familiar, las investigaciones han dado con que el padre ya había sido investigado por un hecho similar.

Habría maltratado a otro hijo, fruto de una relación anterior. Resulta que en 2017, hace dos años, llegó a un centro hospitalario con el bebé y ante las sospechas de maltrato, los médicos activaron el protocolo de maltrato infantil. Tanto la DGAIA como los Mossos d'Esquadra tomaron cartas en el asunto, pero finalmente, la investigación no pudo constatar si las lesiones que presentaba la criatura eran accidentales o provocadas por malos tratos. La causa acabó archivada por falta de pruebas concluyentes. Pero mientras duró la investigación, el departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias confirmó ayer que le fue retirada la custodia del menor.

Los padres del bebé ingresado en la UCI del Hospital Joan XXIII de Tarragona pasarán con toda probabilidad hoy a disposición judicial. Mientras, han esperado en la comisaría de Tarragona.

Publicidad