El presidente del TSJC ve viable la consulta soberanista

El magistrado supedita el referéndum separatista a que se realice «una interpretación amable de la Constitución».

En la imagen , el actual presidente del TSJC, Miguel Ángel Gimeno
En la imagen , el actual presidente del TSJC, Miguel Ángel Gimeno

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Miguel Angel Gimeno, consideróa ayer que una consulta sobre la independencia de Cataluña sería viable con «una interpretación amable» de la Constitución.

En declaraciones a la emisora Catalunya Radio, Gimeno aseguró que para ello se necesita entre las partes una «empatía, que hoy por hoy no se ve». Sobre la supuesta relación del ex alcalde de Lloret de Mar y diputado de CiU en el Parlament, Xavier Crespo, cuyas diligencias envió el martes la Audiencia Nacional al TSJC por ser aforado tras ver indicios de delitos de prevaricación y cohecho, Gimeno ha confirmado que hay estos indicios pero que podrían rechazar que se le impute en caso de que no los vean suficientes.

Militancia progresista

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGpJ) eligió en 2010 al magistrado Gimeno para sustituir a Maria Eugènia Alegret al frente de la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC). El que fuera portavoz de la progresista Jueces para la Democracia (JpD) obtuvo trece votos frente a los siete obtenidos por entonces presidenta de este órgano. Nacido en Binéfar (Huesca) el 4 de octubre de 1950, Gimeno estudió Derecho en las universidades de Lleida y Barcelona e ingresó en la carrera judicial en 1987. Gimeno, que siempre ha ejercido en Cataluña, tuvo su primer destino en el juzgado número 3 de L'Hospitalet de Llobregat (1987–1988) y pasó posteriormente al Juzgado de Instrucción 22 de Barcelona. En 1993 se incorporó a la Audiencia de Barcelona, donde ejerció como magistrado de la sección décima hasta el año 2000. Desde entonces ha sido magistrado–presidente de la Sección sexta de esta Audiencia.

El CAC quiere sancionar a los medios estatales

El presidente del Consell de l'Audiovisual Català (CAC), Roger Loppacher, afirmó ayer que este organismo pretende incrementar las actuaciones sobre las televisiones de ámbito estatal que emiten en Cataluña. Al ser una entidad autonómica, no tienen competencias, pero Loppacher, firme defensor de la independencia catalana, quiere ir más allá. «Si Cataluña llega a ser independiente, el CAC podría formar parte de sus estructuras de Estado», dijo.