«En la cocina está todo inventado, tenemos que volver a lo básico»

El prestigioso chef Sergi Cócera celebra 20 años al frente de muchos restarurantes

El prestigioso chef Sergi Cócera, jefe de cocina del Grupo Lancaster, celebra 20 años al máximo nivel gastronómico, y lo hizo en un distendido encuentro en uno de los cinco establecimientos que gestiona en Castelldefels y Gavà Mar, concretamente el exitoso Casanova Beach Club.

El prestigioso chef Sergi Cócera, jefe de cocina del Grupo Lancaster, celebra 20 años al máximo nivel gastronómico, y lo hizo en un distendido encuentro en uno de los cinco establecimientos que gestiona en Castelldefels y Gavà Mar, concretamente el exitoso Casanova Beach Club.

Durante el encuentro, Cócera hizo un extenso repaso a toda su carrera, que es larga pese a su juventud, ya que cuenta con 37 años. Por ejemplo, opinó sobre el estado actual de la cocina, tan en auge en los últimos tiempos. Y comentó: «Está todo inventado, tenemos que volver a todo lo básico».

«los orígenes»

En este sentido, consideró que la gastronomía debe «volver a los orígenes, a las cosas bien hechas». Y esta es la receta que intenta aplicar en sus restaurantes, también el Casanova Beach Club, con una carta muy variada, en la que cabe de todo. Hay una importante presencia de la gastronomía asiática, sobre todo japonesa, pero también mediterránea. Hay mar y hay montaña.

El Gran Hotel Rey don Jaime de Castelldefels fue el lugar de sus comienzos, a los 16 años. Más tarde, aprendió de los mejores cocineros del mundo. En San Sebastián trabajó en el restaurante Arzak, junto con el prestigioso cocinero Juan Mari Arzak. Después aterrizó en Dos Mas, el primer restaurante en el que fue jefe de cocina.

Más adelante, también pasó por el Bulli, junto a Ferran Adrià, y El Celler de Can Roca. Todos estos restaurantes cuentan con tres estrellas Michelin, un asunto que, sin embargo, parece que no le quita el sueño a Cócera. Ninguno de sus establecimientos la tiene, pero parece no importarle. «No aspiro a la Michelin, más bien creo que se han deteriorado un poco», señaló incluso.

No tiene más que buenos recuerdos por su paso por estos tres restaurantes. El chef, concretamente, señaló que en estos sitios aprendió, por supuesto entre muchas otras cosas, «una forma de pensar», y, sobre todo, «humildad».

Tras esta etapa, Sergi Cócera se puso al frente del restaurante Lancaster Beach Club, en Gavà Mar, y potenciando la cocina tradicional y menús saludables dirigidos a deportistas. En 2010, Cócera se introdujo el mundo de los chiringuitos, y de esta manera nacieron locales como Carita Morena y El Mosquito. Finalmente, el Casanova Beach Club tiene 60 empleados y trabaja los 365 días del año.

Añadió Cócera que «somos unos privilegiados en el asunto de los productos», a lo que añadió que «enseñar es lo más bonito del mundo, más que nada porque hay cocineros para todo, y la verdad es que tenemos muchas variantes para todo, tenemos que volver a los orígenes».