ERC pelea en la hora de los pactos por arrebatar la alcaldía de Tarragona al PSC

Apenas 464 votos separan al PSC de ERC que buscará un pacto a cuatro bandas para gobernar

Pau Ricomà (ERC) tiene 464 votos menos que Josep Fèlix Ballesteros (PSC), explora una alianza con JxCAT,la CUP y En Comú Podem
Pau Ricomà (ERC) tiene 464 votos menos que Josep Fèlix Ballesteros (PSC), explora una alianza con JxCAT,la CUP y En Comú Podem

Con el fin del bipartidismo, llegaron las noches electorales no aptas para cardíacos. En Tarragona, se vivió uno de esos recuentos de infarto, que tuvieron a los candidatos con el corazón en un puño hasta pasada la medianoche. En la ciudad romana de Escipión el Africano y Lucio Licinio Sura, el duelo taquicárdico fue entre el PSC y ERC por el primer puesto. Acabaron con un empate a siete concejales, el PSC perdió dos y ERC sumó cuatro. Pero los socialistas se impusieron en votos, por apenas 464. Resultado: el actual alcalde, el socialista Josep Félix Ballesteros, tendría más legitimidad para gobernar si se respetara eso de que gobierna quien más votos tiene.

Pero en política vale negociar y llegar a acuerdos para gobernar y desbancar al ganador, bien lo sabe Manuela Carmena. Las fuerzas independentistas, suman los siete concejales de ERC, los tres de JxCAT y los dos de la CUP, que repiten resultado. Y el candidato de ERC, Pau Ricomà, buscará un pacto a cuatro para gobernar.

No debe olvidar que el bloque constitucionalista, que vuelve a dividirse entre izquierdas y derechas por imperativo de Madrid, suman los siete del PSC, los cuatro de Ciudadanos y los dos del PP, que pierde dos concejales. En Comú Podem suma dos. Hagan juego.