Actualidad

ERC se desmarca de la nueva hoja de ruta de Torra, que anuncia a espaldas de su Govern

Los republicanos defienden que no es el momento de “poner fechas”, sino de ampliar la base social del independentismo

En el turno de réplica, el presidente del grupo parlamentario de Esquerra, Sergi Sabrià, ha reclamado que ahora “no es el momento de poner fechas”.

Publicidad

Quim Torra no solo ha recibido los golpes contundentes de la oposición en su comparecencia en el Parlament. ERC, aunque de manera más tibia, también se ha desmarcado de la nueva hoja de ruta que ha anunciado el president en su comparecencia en el Parlament. En el turno de réplica, el presidente del grupo parlamentario de Esquerra, Sergi Sabrià, ha reclamado que ahora “no es el momento de poner fechas”, después de que Torra haya puesto esta legislatura como horizonte para volver a ejercer el derecho de autodeterminación. En contraposición a esta línea estratégica, Sabrià ha pedido centrarse en la búsqueda de grandes acuerdos porque “es cuando el independentismo ha avanzado más”.

“Se debe de parar la represión. Es el momento de acumular fuerzas y de crecer, para volver a hacerlo con la certeza de que ganaremos. No es el momento de poner fechas sino de trabajar los consensos del 80 por ciento de la ciudadanía que nos hará fuertes”, ha dicho Sabrià, y ha añadido que su propuesta es “forzar al Estado a sentarse a buscar una solución política”.

Publicidad

En este sentido, fuentes del Govern han confirmado a este diario de que Torra no había consensuado ni informado del discurso al resto de consellers ni a los propios diputados de JxCat ni ERC. Por ello, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, han pedido una reunión de urgencia al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que han mantenido tras el pleno extraordinario del Parlament, en la que ambos le han transmitido su “malestar” por no haber compartido con los consellers previamente la propuesta que ha lanzado en su intervención en el plenario, informa Europa Press.

Publicidad

En la misma línea, el presidente del grupo parlamentario de JxCat, Albert Batet, -muy próximo a Carles Puigdemont- no ha hecho referencia en su turno de réplica a la propuesta de Torra. De hecho, Batet ha mostrado hoy un talante completamente conciliador, con reiteradas apelaciones al diálogo en esta nueva etapa que abre la sentencia. “Es la hora de la política, sin renuncias, sin apriorismos, sin humillaciones”, ha reclamado Batet, que también ha condenado de manera firme los violentos altercados que se han desatado durante las últimas horas en Cataluña.

El miércoles se celebró una reunión informal de todos los consellers con el presidente para abordar la intervención del jefe del Ejecutivo en la que Torra no anunció que pensaba lanzar su propuesta de respuesta institucional a la sentencia basada en que en la actual legislatura se "acabe volviendo a ejercer el derecho a la autodeterminación"de Cataluña y validar la independencia, han explicado fuentes conocedoras, informa Europa Press.

Fuentes cercanas a Torra han explicado que JxCat y ERC, y los consellers sabían que la intención del presidente es que esta legislatura acabe con el ejercicio de la autodeterminación, pero confirman que desconocían que haría esta propuesta en el pleno.

Las mismas fuentes ratifican que el presidente no trasladó a su gabinete en la reunión del miércoles que pensaba hacer público su posicionamiento en el hemiciclo este jueves.

Publicidad

Además, las mismas fuentes han señalado que el ejercicio de la autodeterminación tiene diferentes vías: un referéndum pactado con el Estado, uno no acordado y elecciones plebiscitarias.

Sin embargo, reconocen que volver a hacer un referéndum sin el consentimiento del Estado no entra en los planes de Torra: "No lo veo a él haciendo un referéndum no acordado. No veo otro 1-O".

En cualquier caso, esta es la propuesta personal del presidente, pero ahora los partidos independentistas deberán decidir si la respaldan y, de ser así, escoger por qué vía se debe intentar ejercer la autodeterminación, pero si rechazan su planteamiento, aseguran que Torra no seguirá su plan por su cuenta.

Pero la discrepancia de ERC con Torra no solo se ha limitado a los nuevos órdagos que ha lanzado, también a la gestión que ha hecho el president durante los últimos tres días de protestas violentas en Cataluña. En este sentido, Sabrià ha condenado la violencia y ha puesto en entredicho la versión de Torra, que anoche atribuyó a los incidentes violentos a infiltrados. “Nos da igual si son infiltrados o irresponsables, pero la violencia no nos representa”, ha afirmado.

Pero ha endurecido el tono cuando se ha referido a las actuaciones de los Mossos d’Esquadra durante estos días para contener las protestas. “Basta ya de atropellos, basta ya de cabezas abiertas”, ha estallado Sabrià, en alusión a algunas de las imágenes y consecuencias que ha dejado los disturbios de las últimas 72 horas. En este sentido, ha pedido que se investiguen ya “algunas acciones” de la Policía y los Mossos y ha pedido más transparencia. “Una policía democrática no atropella a la gente”, ha agregado.

Este desencuentro con ERC se ha unido a la dureza de la oposición, que ha pedido en bloque la dimisión de Torra. La líder de C’s, Lorena Roldán, ha acusado a Torra de ser un “peligro público” después de definir su intervención como “una soflama plagada de falsedades como una llamada a la revuelta”. “Ha venido usted aquí a incendiar”, ha afirmado Roldán tras espetar que Torra “no es digno de ser el presidente de todos los catalanes”. “Sale a amenazar con un nuevo golpe, en la primavera de 2020 tendremos una constitución”, ha dicho.

Por su lado, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha exigido a Torra que dimita o convoque elecciones. El dirigente socialista ha acusado al president de poner “en riesgo el autogobierno” con su “activismo” y “menospreciar la convivencia”. “Su actitud es una irresponsabilidad y estamos viendo las consecuencias estos días”, ha afirmado, tras exigir que la sentencia debe ser acatada, y ha reivindicado la calidad democrática de España, “reconocida como una de las 20 democracias del mundo”.

La portavoz de los “comunes”, Jéssica Albiach, también ha pedido la dimisión de Torra por “ejercer de activista” en lugar de president. En este sentido, Albiach ha recriminado que “haya estado tres días en silencio” tras la “conmoción y preocupación que ha generado el vandalismo”. “Hace un discurso delirante e irresponsable. Es una tomadura de pelo detrás de otra. Esperemos que en la primavera de 2020 usted no sea president”, ha dicho, en alusión a la promesa de Torra por tener lista para esa fecha la constitución catalana.

El líder del PP, Alejandro Fernández, ha reconocido el trabajo de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado durante estos días de caos y ha lamentado que los Mossos d’Esquadra tengan que “recibir órdenes de descerebrado” y ha pedido a los jóvenes, muy movilizados y activos estos días en las protestas, que dejen de asumir las directrices de Torra y Carles Puigdemont. “Quiero dirigirme a los jóvenes catalanes, quiero pediros que seáis rebeldes. No le entreguéis vuestra alma a ningún político y mucho menos a aquellos que piden que arriesguéis vuestra integridad física mientras ellos van en coche oficial como el Gandhi catalán, Quim Torra”, ha espetado tras reclamar a los jóvenes que no entreguen “ni medio minuto a políticos sin escrúpulos que intentan usarlos como escudos humanos”.