Política

Juli Fernández sólo convocaría congreso del PSC de Girona tras unas primarias

El líder del PSC de Girona, Juli Fernández, ha avanzado hoy que el congreso provincial que busca forzar el colectivo de la ejecutiva local que renunció ayer al cargo sólo se convocará si antes se celebran las primarias, de finales de junio, para escoger el candidato a alcalde por Girona.

En declaraciones a Efe, Fernández ha dicho que la "maniobra"de la decena de dirigentes dimisionarios, que alegan un alejamiento de la dirección con la ciudadanía por su rechazo al derecho a decidir, es forzar un proceso congresual en un plazo de dos meses que frene las primarias que deben decidir el candidato del PSC a la alcaldía de la capital gerundense.

Además, el dirigente ha confirmado que la decisión sobre la posible celebración del congreso la tomará tras una reunión de la ejecutiva la próxima semana y tras convocar a los primeros secretarios de las diferentes agrupaciones socialistas de la provincia "para conocer la opinión de la militancia", ha aseverado.

"Los militantes son realmente los propietarios del partido", ha señalado Fernández, para quien el grupo que ha dejado sus cargos busca "su cuota de poder".

Fernández niega "que se haya traicionado el programa electoral"y reitera que el PSC siempre ha defendido la celebración de una consulta soberanista en Cataluña acordada y dentro de un marco legal.

El primer secretario de los socialistas en Girona ha recordado además a los dimisionarios que "Europa es muy importante", en referencia a las próximas elecciones del 25 de mayo, y ha lamentado que "a ellos no les interese el partido".

El próximo paso será, por lo tanto, la reunión de la ejecutiva de la próxima semana y los encuentros con los máximos responsables de las diferentes agrupaciones para cimentar su decisión "en ese PSC más democrático que los que han dimitido reclamaban".

Mientras, la primera secretaria de la agrupación del PSC en la ciudad de Girona, Silvia Paneque, ya ha anunciado su decisión de presentarse a las primarias y reclama también que el congreso, de celebrarse, tenga lugar posteriormente.

Por contra, la actual líder socialista en el ayuntamiento de la capital gerundense, Pia Bosch, una de las integrantes del grupo que dejó en bloque sus cargos en la ejecutiva, sigue sin confirmar si presentará su candidatura.

Bosch, quien defiende que las diecinueve renuncias que se han producido fuerzan el proceso congresual contra la opinión de Paneque, critica la "deriva"del partido y apela a la recuperación de sus principios fundacionales.

Una decena de miembros de la ejecutiva de la Federación del PSC en Girona, entre ellos el veterano Joaquim Nadal, dimitieron ayer de la dirección local por sus desavenencias con Pere Navarro, líder del PSC al se le abre un nuevo frente con el control del cartel electoral de Girona de fondo.

En total son ya 19 de los miembros dimitidos de la ejecutiva del PSC de Girona, que cuenta con un total de 43, una fractura que si bien no obliga a adelantar el congreso de los socialistas gerundenses -debería dimitir el 51% de la ejecutiva- aboca al partido a un futuro cónclave provincial, que se prevé convulso, según fuentes socialistas.