Política

La plataforma de Fachín y Poble Lliure (CUP) negocian una alianza para las generales

También están en las conversaciones Procés Constituent y Pirates de Catalunya, pero el plazo termina mañana

También están en las conversaciones Procés Constituent y Pirates de Catalunya, pero el plazo termina mañana

Podría darse una alianza sorpresa para las elecciones generales del 28 de abril. Poble Lliure (una de las facciones de la CUP, cuyos rostros más visibles son los ex diputados Albert Botran y Mireia Boya), la plataforma de Albano Fachin (Som Alternativa), Pirates de Catalunya y Procés Constituent exploran concurrir juntos a las urnas. Según confirmaron a este diario fuentes del encuentro, ayer mismo ya hubo varias conversaciones en un acercamiento que debe ser «a contrarreloj» porque el plazo para presentar coaliciones termina mañana.

La novedad saltó el martes a última hora de la noche, cuando Poble Lliure se desmarcó de la decisión de la CUP de no presentarse a las generales y anunció que explora posibles alianzas que permitan un «voto sólido nítidamente republicano y de izquierdas para avanzar en la ruptura del régimen».

«Nosotros apostábamos por que fuera la CUP la que asumiera ese rol. No hay que dejar espacio al reformismo ni al neoautonomismo», aseguró Poble Lliure a través de un comunicado y en un mensaje dirigido también –y sobre todo– a Esquerra y Junts per Catalunya.

Su decisión, inédita hasta la fecha, abre un cisma dentro de la CUP y puede llegar a marcar un antes y un después dentro del universo antisistema. A través de un duro comunicado,la formación parlamentaria advirtió de que «activa el mecanismo y los espacios de debate» para «dar respuesta al anuncio de Poble Lliure». «Afecta directamente al marco de relaciones establecido hasta ahora», concluye el partido, cuyas dos almas –el ala más rupturista de Endavant y el pragmatismo de Poble Lliure– han convivido durante años pese a sus diferencias, algunas de ellas muy notorias. Por ejemplo, Poble Lliure era partidaria de investir a Artur Mas para seguir con el «procés», mientras que Endavant apostó por mantenerse firme para forzar un «paso al lado» del líder de Convergència que acabó con Carles Puigdemont en la presidencia de la Generalitat.

Ahora, Poble Lliure se ha vuelto a desmarcar de la CUP y explora posibles acuerdos con el ex líder de Podemos en Cataluña, Albano Dante Fachin, Procés Constituent (impulsado por Teresa Forcades y Arcadi Oliveres) yPirates de Catalunya. De materializarse, esta alianza podría rebañar un buen puñado de votos a Esquerra, Junts per Catalunya e incluso a los propios «comunes» de Ada Colau, en horas bajas tras la fuga de varios de sus líderes a filas soberanistas. Una fragmentación que puede ser clave en los resultados del 28-A.

Además de ser una corriente interna, hay que tener en cuenta que Poble Lliure es una organización política (un partido propio registrado desde 2017) englobada en la Crida Constituent de la CUP, por lo que podría decantarse por presentarse en solitario.