Los Bomberos lanzan una nueva campaña para prevenir fuegos en el hogar

La campaña «Seguridad en el hogar» difundirá consejos de seguridad en Internet y redes sociales

Los Bomberos de la Generalitat lanzaron una campaña para prevenir incendios en el hogar que se incrementan en los meses de invierno por el uso de calefacción y chimeneas, después de que trece personas murieran por esta causa en 2015.

Los Bomberos de la Generalitat lanzaron una campaña para prevenir incendios en el hogar que se incrementan en los meses de invierno por el uso de calefacción y chimeneas, después de que trece personas murieran por esta causa en 2015.

En rueda de Prensa, el director general de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos, Juli Gendrau, y la subdirectora general técnica, Anna Martin, presentaron la campaña «Seguridad en el hogar» que difundirá consejos de seguridad en Internet y redes sociales como Twitter y Youtube. Según las estadísticas de los Bomberos, los incendios en viviendas aumentan con la llegada del frío, entre los meses de noviembre y febrero, y uno de los colectivos más vulnerables es el de los ancianos.

La Dirección General de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos siguen trabajando con las diputaciones de Barcelona y Girona para incrementar la seguridad de las personas mayores a través del servicio de teleasistencia, facilitándoles mensajes preventivos durante las llamadas de control.

Además, se divulgan consejos a través de charlas dirigidas a personas mayores y a recién llegados de municipios como Vic, Santa Coloma de Gramenet, Cornellà de Llobregat y Badalona.

Los Bomberos aconsejan para evitar incendios ser cuidadosos al cocinar y controlar cuando están los fogones encendidos, y si se enciende una sartén, taparla y apartarla del fuego pero nunca tirar agua.

Piden que no se sobrecarguen los enchufes, no cubrir las lámparas con papeles o plásticos y que solo los profesionales manipulen la instalación eléctrica, así como apartar de las estufas las cortinas, sábanas, sofás y tapizados. Otra situación de mucho riesgo es secar la ropa colocándola cerca de una estufa o chimenea, y si hay olor a gas, recuerdan que no hay que tocar ningún interruptor y abrir las ventanas.