Los MIR de Vall d'Hebron mantienen la huelga pese a alcanzar un preacuerdo

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Como mínimo seis años de carrera; estudiar y superar un duro examen para quedar entre los mejores y poder escoger esa plaza que les permitirá seguir aprendiendo; trabajar y estudiar durante cuatro años más para, finalmente, encontrar un hospital donde empezar a ejercer con el grado de doctor y, así, servir a la sociedad. Los residentes del Hospital Vall d'Hebron tienen claro que ese esfuerzo no puede esfumarse de un plumazo y, por ello, persistirán hasta conseguir unas condiciones mínimas para poder seguir aprendiendo sin que la calidad asistencial baje.

Seguirán con la huelga indefinida, que iniciaron ayer, contra un plan de guardias que consideran inviable. Inconcebible porque ni les asegura que puedan formarse correctamente durante su periodo de residencia ni les permite ofrecer una atención de calidad a los pacientes. Hoy decidirán en asamblea si mantienen el paro o no. En la primera jornada de huelga, el 80 por ciento de los más de 400 médicos residentes convocados la secundaron según los líderes de la movilización. El hospital rebajó la cifra a un 65,37 por ciento.

El Instituto Catalán de la Salud trató de frenar la huelga suspendiendo la aplicación de la instrucción, raíz del conflicto, que limitaba las guardias de los médicos residentes. La Generalitat cedió así la responsabilidad a los hospitales publicados catalanes de fijar sus propios planes funcionales de guardias. Pero no abortó, en primera instancia, la huelga en Vall d'Hebron.

De hecho, como señaló el portavoz de los residentes, Jaume Mestres, «valoramos muy positivamente la decisión del ICS porque ha permitido que ha dado pie a la negociación con la dirección». Y, así a que cada parte expusiera en una reunión que tuvo lugar ayer por la mañana su propuesta de plan de guardias. Se pusieron de acuerdo en múltiples aspectos, menos en uno, la cifra de trabajadores que deben estar presentes en cada guardia de cada una de las nueves especialidades. Cada una de las áreas se reunió para concretar una cifra mínima de facultativos y poderla exponer y defender hoy ante la dirección. Hasta que no exista un acuerdo sobre este punto o la dirección no acuerde volver a establecer las ratios y horas de guarda de junio pasado, la huelga persistirá.