Los Mossos justifican el uso de pelotas de goma si hay altercados graves

La jornada de la huelga general del 29-M acabó con graves incidentes provocados por jóvenes antisistema
La jornada de la huelga general del 29-M acabó con graves incidentes provocados por jóvenes antisistema

Once de los 22 agentes de los Mossos d'Esquadra imputados por unos supuestos disparos de pelotas de goma durante la huelga general del 29 de marzo del año pasado, y que habrían provocado que un hombre perdiera el bazo, explicaron ayer que tuvieron que lanzar estos proyectiles debido a los graves altercados que se produjeron en el centro de Barcelona, incluyendo la quema del local de Starbucks en la plaza Urquinaona por parte de los radicales.

Los agentes que declararon ayer ante el juez pertenecen a la misma brigada antidisturbios acusada de haber causado la perdida de un ojo a Ester Quintana, en otro día de huelga general, el 14 de noviembre del año pasado. Los efectivos confirmaron que dispararon pelotas de goma durante los incidentes del 29–M, pero con el permiso del director general de los Mossos, Manel Prat, y siempre de acuerdo con los protocolos y en momentos de graves alborotos.

Batalla campal

Sin ofrecer detalles exactos de las situaciones concretas, los agentes afirmaron que usaron pelotas de goma y botes de humo porque tenían que dispersar a los alborotadores. La jornada de huelga derivó en una batalla campal en el centro de la ciudad, que se saldó con 21 detenidos y 44 heridos, incluyendo 16 Mossos.

Los imputados no se reconocieron en las imágenes que el juez ordenó reproducir, y que fueron aportadas por el denunciante. Fuentes judiciales explicaron que de estos vídeos no se deducen incidentes en el momento de los disparos de las pelotas, un punto que es importante para averiguar si la acción fue desproporcionada, lo que podría derivar en responsabilidad penal.

Para hoy está prevista la declaración de once escopeteros de los Mossos, para que después el juez pueda decidir acotar las imputaciones a los agentes que crea que pudieron estar más relacionados con los hechos. El magistrado centra sus sospechas en dos furgones de las brigadas de los antidisturbios. Fuentes de Interior señalaron que durante ese día de huelga general se autorizó el uso de pelotas de goma en el centro de Barcelona debido a la gravedad de los disturbios, aunque no precisaron si se dispararon en la confluencia de la calle Balmes con Gran Vía, donde del denunciante aseguró haber recibido el impacto.

Por su parte, el portavoz del sindicato de Mossos SAP–UGT, Valentí Anadón, justificó el disparo de las pelotas de goma por la «situación de extrema violencia» que se vivió al final del día de huelga general. Se mostró sorprendido de la imputación «indiscriminada» de agentes de los Mossos.