Política

Los niños de centros públicos catalanes tienen notas inferiores a la media en la prueba de 4º de ESO

Los centros públicos han obtenido peores resultados que los privados en la prueba de evaluación de competencias de cuarto de ESO, e incluso se sitúan por debajo de la media global de Cataluña en lengua catalana, castellana, matemáticas y, sobre todo, inglés.

En concreto, en inglés, en el nivel bajo de conocimiento de este idioma, los centros públicos más que triplican (27 %) la posición conseguida por los alumnos de los privados (9,7 %), cuando la media catalana se sitúa en el 20 %.

Esta diferencia también se observa en los niveles más altos de este idioma, donde están el 33,9 % de los alumnos de los colegios privados frente al 18,5 % de los de los públicos, mientras la media catalana es del 24,7 %.

Estos datos han sido dados a conocer hoy en rueda de prensa en Barcelona por la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, quien ha considerado que los resultados globales de los alumnos de cuarto de ESO "continúan mejorando, con notas más altas, y también mejoran los índices de equidad"del sistema escolar.

A su juicio, las diferencias entre centros públicos y privados se sitúan en Cataluña en un 20 %, mientras que en el conjunto de países de la OCDE esta diferencia se aproxima al 38 %.

Según los datos facilitados por Enseñanza, el nivel de Lengua Catalana ha aumentado en Cataluña y ahora siete de cada diez alumnos (77,1 % frente a 76,6 % en 2013) consigue las competencias básicas.

En los centros de titularidad pública, el 13,8 % de los alumnos se sitúan en el nivel más bajo en esta asignatura frente al 4,9 % de los que cursan estudios en una escuela privada, y la diferencia se constata en el nivel más alto, donde se sitúan el 24,8 % de los alumnos de centros públicos frente al 39 % de los privados.

En Lengua Castellana, también se ha mejorado en conjunto, aunque de forma más tímida, al pasar del 76 % el pasado año al 76,4 % en las pruebas de este año, con una media del 47,8 % que tiene un nivel medio alto en esta materia.

En Matemáticas, se consolida la tendencia a la mejora, según la consellera, y se pasa de 68,3 % a 69,1 % este año, gracias, ha indicado Irene Rigau, al incremento de 70 horas de esta materia en la ESO, una de las primeras decisiones que tomó al acceder al departamento y constatar los resultados deficientes.

Por lo que se refiere a la lengua inglesa, la comparativa no es posible con los resultados de años anteriores, dado que se ha variado la forma de evaluar esta asignatura y sólo se han facilitado hoy datos de los resultados de este año, cuando un 20 % de alumnos no llegan al nivel de competencias adecuado.

El 44,6 % de los alumnos se sitúa en el nivel bajo de expresión escrita en inglés y sólo dos de cada diez tiene un nivel alto, mientras la comprensión oral y la lectora obtiene un resultado mejor y el 6,7 % y el 33,8 % tienen un nivel alto.

Todas estas cifras de porcentajes y medias saltan por los aires cuando se desglosan los centros que se sitúan en entornos socioeconómicos de complejidad alta, donde el 40,9 % de los alumnos tienen un nivel bajo de inglés, un 33,8 % lo tienen en Matemáticas, un 21 % en Lengua castellana y un 24,8 % en Lengua Catalana.

Son poco más de 7.000 jóvenes que estudian en centros de 'complejidad alta', según la definición de Enseñanza, que obtienen resultados muy por debajo de la media en competencias básicas, indican los datos facilitados hoy.

Enseñanza divide los resultados de los estudiantes en cuatro niveles: bajo, medio-bajo, medio-alto y alto en las materias consideradas básicas, Lengua Catalana, Lengua Castellana, Matemáticas e Idioma extranjero, que suele ser el inglés, pero en Cataluña también se evalúa el francés.