Rafael Vallbona gana el Sant Joan

La novela del escritor, «La casa de la frontera», recibe un galardón que otorga 35.000 euros

Rafael Vallbona ayer tras saberse la noticia del último ganador del Premi BBVA Sant Joan de literatura
Rafael Vallbona ayer tras saberse la noticia del último ganador del Premi BBVA Sant Joan de literatura

La novela del escritor, «La casa de la frontera», recibe un galardón que otorga 35.000 euros.

La historia de una tienda en la Cerdenya, y las cinco generaciones de una familia que la regentaron, sirve a Rafael Vallbona para narrar los hechos más relevantes de Cataluña del último siglo, de la Setmana Tràgica a la Guerra Civil, la posguerra, el auge del turismo o la perforación del túnel del Cadí. Ésta es la base de «La casa de la frontera», novela coral con la que el escritor recibió ayer el Premio BBVA Sant Joan de literatura catalana, el tercer mejor dotado de los premios en catalán con 35.000 euros, y en la que este año se presentaron 47 obras.

En el libro, Vallbona nos presenta a los Grau, trasunto literario de una familia real que regentó un establecimiento a medio camino de la tienda de víveres, el bar y el hostal, y a la que el escritor pudo entrevistar en diferentes momentos en los últimos nueve años. «Explico el siglo XX desde un lugar más o menos periférico, pero no por local deja de tener una visión global», comenta Vallbona.

Reconstrucción histórica

La novela arranca con el día de la jubilación de Carme Grau. Mientras apaga por última vez las neveras y las luces de la tienda, empieza a rememorar la vida de su familia, desde los tatarabuelos hasta los hijos, y empieza a construir esta apasionante microhistoria que poco a poco se entremezcla y confunde con la macrohistoria. «Esta “casa de la frontera” era un lugar de paso, donde se han cruzado muchos destinos: aventureros, fugitivos o exiliados, y que en medio de un paisaje imponente, ha sido testigo de algunos de los episodios más relevantes que han transformado la comarca y todo el país», aseguró el autor.

Con una reconstrucción histórica llena de detalles que la dibujan a la perfección, Vallbona juega con el presente y el pasado, y con la realidad y la ficción, en una estructura narrativa que le incluye a él como narrador en algunos pasajes, y que cambia con frecuencia de punto de vista a medida que las generaciones de los Grau van quedando atrás. De 1892, cuando se adueñan de la tierra, hasta la actualidad, en que ha pasado a ser una tienda de bicicletas, la novela dibujo el recorrido vital de esta familia, con sus esperanzas, decepciones y miedos. «La familia es testigo de dos guerras mundiales, una guerra civil, el estraperlo, la posguerrra y la voz narradora va cambiando en función de la época», afirma Vallbona.

No es la primera vez que el escritor se adentra literariamente en la comarca de la Cerdanya, que ya trató en sus anteriores obras «La comuna de Puigcerdà» (2000), «Pirineus en venda» (Premio Ernest Udina de periodismo, 2005) y «Forasters» (Premio Néstor Lujan de novela histórica, 2007). Lo que sí parece claro es que ésta es la más ambiciosa, la que encierra todo lo que ya despertó en las anteriores. «La casa de la frontera» será así publicada por Edicions 62 el próximo mes de septiembre y presentada en el marco de la Semana del Libro en Catalán.

Éste es el 59 libro del escritor, «lo que demuestra mi pasión por escribir historia», dice Vallbona. El premio le permitirá concentrarse todavía más en su gran pasión, dándole tiempo para intentar hacerlo todavía mejor. «Esto supone una mayor responsabilidad y exigencia para que la siguiente novela sea, al menos, igual que ésta», señala el escritor.

. Vallbona pasa a engrosar una lista de premiados del Sant Joan en la que figuran escritores como Baltasar Porcel, Jordi Coca, Joan Barril, Andreu Martín, Vicenç Villatoro, Gabriel Janer Manila, Olga Xirinacs, Ada Castells, Melcior Comes, Najat El Hachmi o Carme Riera.

37 años del hoy Premio BBVA

En 1981 nacía el Premi Sant Joan de literatura, que ese año recayó en Antoni lluc-Ferrer por «Adéu Turons Adeu». Entonces el premio otorgaba 500.000 pesetas. Después llegarían otros ilustres vencedores como Baltasar Porcel, Jordi Coca, Pep Coll, hasta los más recientes Carme Riera o Najat El Hachmi.