Cataluña

Respuesta a la sentencia del 1-O: 25.000 estudiantes marchan por Barcelona y lanzan huevos a la Jefatura de Policía

Los jóvenes ocupan los rectorados de cinco universidades y piden la dimisión de Buch por las cargas policiales

Los jóvenes ocupan los rectorados de cinco universidades y piden la dimisión de Buch por las cargas policiales

Publicidad

La acción sorpresa para hoy de los sindicatos estudiantiles que han convocado una huelga de tres días en las universidades catalanas era ocupar los rectorados de las universidades. A esta hora, hay aún sentadas en la Universidad de Girona (UdG), la Universidad de Lleida (UdL), la Universidad de Barcelona (UB), la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC) y la Universidad Pompeu Fabra (UPF). El seguimiento del segundo día de huelga convocado por el Sindicato de Estudiantes (SE) y el Sindicato de Estudiantes de Països Catalans, este último mayoritario en las universidades catalanas, fue mayor en las universidades y más irregular en los colegios e institutos, donde la ley permite a los estudiantes a partir de 3º de la ESO sumarse a los paros.

Según la Guardia Urbana de Barcelona 25.000 alumnos marcharon por el centro de la ciudad tras una pancarta con el lema: “Los estudiantes lo paramos todo”. Con este mensaje calientan motores para la huelga general de mañana, que reunirá en la capital catalana las cinco marchas que han partido desde diferentes puntos del territorio catalán para protestar contra la sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio del “procés”. La protesta partió de la plaza Universidad. Allí los estudiantes corearon ya algunas de las consignas que han ido repitiendo a lo largo de la marcha: “Llibertat preses polítiques”, “1-O, ni oblit ni perdó”, “Els carrers seran sempre nostres” y otro clásico de los últimos tiempos, “Premsa espanyola, manipuladora”. Durante el recorrido se abucheo al helicóptero de la Policía Nacional con gritos de “Fora les forces d’ocupació”. Aunque no sólo ha recibido la Policía Nacional, antes de arrancar la marcha, la portavoz del Sindicato de Estudiantes, Coral Latorre, ha pedido la dimisión del conseller de Interior, Miquel Buch, con el argumento de que “el Gobierno de la Generalitat nos alienta a manifestarnos y luego envía a los Mossos para reprimirnos”.

Denunció también la “criminalización mediática del pueblo catalán por parte de los medios de comunicación de la derecha”. Alega que “esta lucha no es una lucha de Cataluña contra España como pretenden difundir algunos medios, sino que es una lucha contra el estado franquista represor”. Y defiende que se trata de un movimiento reivindicativo pacífico, en un intento de desmarcarse de los actos violentos que han convertido Barcelona durante tres noches en una batalla campaña.

La marcha vivió sus momentos de máxima tensión a su paso por Via Laietana, frente a la Jefatura Superior de Policía, donde se lanzaron huevos y alguna botella de plástico, pese a haber un cordón policial de los Mossos d’Esquadra. Los estudiantes no se amedrentaron.

Publicidad

La portavoz del Sindicato de Estudiantes aseguró que el seguimiento de la huelga en las universidades ha sido del 90%. Algo menos y, sobre todo, desigual, según el territorio, ha sido en los colegios e institutos. .

El seguimiento en Barcelona fue mínimo, un 17,35% de los alumnos de secundaria y Bachillerato no fue a clase. En Barcelona comarcas, un 26,63%; en Lleida, un 54%; en la Cataluña Central, un 68,45%; en Terres de l’Ebre, un 81%; en el Vallès Occidental, un 64%; en Girona, un 24,88%; en Tarragona, un 35,84%; en el Baix Llobregat, 49,56%; y en Maresme y Vallès Oriental, un 39,82%.

Publicidad

En el resto del territorio, los estudiantes también se manifestaron.