El Círculo de Economía alerta ante Torra de la pérdida de poder económico de Cataluña

El 'president' ha criticado que las "interferencias y vulneraciones de derechos políticos"no se han aplacado con la llegada de los socialistas a Moncloa

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra. EFE/ Andreu Dalmau
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra. EFE/ Andreu Dalmau

El 'president' ha criticado que las "interferencias y vulneraciones de derechos políticos"no se han aplacado con la llegada de los socialistas a Moncloa

La parálisis del Govern de Quim Torra se ha convertido en una de las críticas más recurrentes de la oposición y, hoy, se ha extendido a la reunión anual del Círculo de Economía. Como en cada edición, el presidente del influyente “lobby” empresarial, Juan José Brugera, se ha encargado de inaugurar las jornadas junto al presidente de la Generalitat, Quim Torra. Brugera, que ha destacado que la economía catalana ha resistido mejor de lo previsto a las “malos augurios”, ha alertado en cambio de que “la pérdida de poder económico” empieza a notarse y ha urgido al gobierno catalán a “prestar atención al malestar social” en detrimento de la insistente focalización sobre el “conflicto político” que, a su juicio, “lo llena todo”.

“Hay que priorizar el gobierno de las cosas, las cuestiones que afectan al día a día de la ciudadanía”, ha afirmado Brugera, que ha negado que el independentismo disponga de un apoyo social mayoritario, como tampoco lo tienen aquellas fuerzas que propugnan una centralización de competencias. Por tanto, ha vuelto a emplazar al Gobierno y a la Generalitat a encauzar una salida política a través del diálogo y ha insistido en la tercera vía que defiende el Circulo de Economía, que pasa por una reforma estatutaria que desemboque en una mejora del autogobierno. Una salida que, a juzgar por las palabras de Torra, parece lejana en el horizonte o impracticable. El president ha lamentado las dificultades para dar con una “solución democrática” ante la “deriva represiva” del PSOE. “Las interferencias y las violaciones de derechos no se han frenado. Hay que respetar la voluntad del pueblo”, ha afirmado.

Con tono más contenido pero sin rebajar ni matizar un ápice sus aspiraciones, Torra se ha dirigido a los empresarios catalanes en la XXXV Reunión del Círculo de Economía de Sitges. Ante una sala que no ha conseguido llenar, el presidente de la Generalitat ha reivindicado los recientes resultados electorales que ha obtenido el independentismo, que ha acogido como aval a su gobierno y su proyecto rupturista. “El independentismo ha salido reforzado”, ha asegurado antes de reivindicar su balance de gobierno tras un año al frente de la presidencia -se cumplió el 14 de mayo- y subrayar todas las potencialidades de una Cataluña independiente.

Apenas cuatro días después de la doble cita electoral del domingo, Torra ha destacado que “ningún otro gobierno en Europa ha logrado un 50 por ciento de apoyo en las elecciones” -en alusión al porcentaje de votos que recibieron JxCat y ERC conjuntamente-. “El separatismo es más fuerte que nunca después de meses de estrategia del miedo. La ciudadanía empuja hacia la independencia”, ha asegurado. Un argumento que ha trenzado con la reivindicación de las bondades que tendría una Cataluña independiente. En este sentido y ante los empresarios catalanes, ha pedido la independencia como vía para desterrar algunas cortapisas para el desarrollo y que también beneficiarían al sector empresarial, como, según ha ilustrado, el déficit de inversión en infraestructuras, que, a su juicio, lastran la productividad y la competitividad de la autonomía.

Como conclusión a su intervención, de algo más de media hora, el president ha reclamado a los empresarios que se impliquen en aquello que “quiere el 80 por ciento de la ciudadanía: un referéndum para decidir el futuro político del país”. “Hace falta que ustedes hablen alto y claro aquí y en Madrid, para que sepan que están al lado de la radicalidad democrática”, ha zanjado.