Política

Torra no descarta sumarse a la «nueva» hoja de ruta unilateral de la ANC

La asociación exigirá declarar la independencia si obtienen más del 50% de los votos en las próximas elecciones

La asociación exigirá declarar la independencia si obtienen más del 50% de los votos en las próximas elecciones

A menudo la política catalana tiene algo de eterno retorno. Tanto «el mundo nos mira», tantas diadas históricas y demás parafernalia independentista obliga a insuflar la necesaria propaganda para mantener el ánimo de los fieles. Aunque eso signifique volver, otra vez, al punto de partida. Así las cosas, la ANC, que el domingo celebra su asamblea anual, prevé que el president de la Generalitat, Quim Torra, convoque elecciones en otoño. Su novedosa propuesta es que esas elecciones tengan carácter de plebiscito y que, según la hoja de ruta, si las listas independentistas obtienen más del 50% de los votos se declare la independencia de Catalunya de manera unilateral, bien sea a través del Parlament o a través de una asamblea de cargos electos. Torra, ayere en Waterloo (Bélgica), que concurrirá al acto de la ANC, evitó posicionarse a favor pero tampoco descartó la vía unilateral.

Según expone la ANC, la eventual declaración unilateral de independencia (DUI) debería ir acompañada de gestos simbólicos, como sacar la bandera española del palacio de la Generalitat, la liberación de los presos y la petición del reconocimiento internacional de la nueva república.

En concreto, la ponencia plantea tres posibles escenarios, el primero de los cuales es un «referéndum pactado con el Gobierno como resultado de una negociación directa bilateral», algo que la entidad «descarta» por ser una hipótesis «ingenua». El segundo escenario pasa por un «referéndum pactado con el Estado español, forzado por algún organismo internacional», algo «muy poco probable» según la ANC, dada la posición mantenida por la Unión Europea hasta ahora, «a menos que la situación de conflicto escale y sobrepase el umbral máximo de aceptación de vulneración de derechos y/o de inestabilidad económica». En tercer lugar, se plantea el mencionado escenario de la «vía unilateral», que la ANC considera «más probable» porque «depende» de los propios independentistas, por lo que es el «prioritario», aunque tiene como punto débil la «falta de unidad estratégica de los partidos». Por ello, «habrá que trabajar muy activamente desde la ANC para exigir esta unidad y poner en contradicción a los partidos y actores políticos que la descarten», añade la ponencia.

Preguntado en Waterloo, Torra, consciente de que su figura es cada vez más discutida en el mundo independentista, tiró de soliloquios sobre el juicio a los políticos catalanes. El president de la Generalitat, ante la atenta mirada de Carles Puigdemont, señaló que si no hay «absolución» presentará ante el Parlamento catalán «una propuesta democrática y basada en el derecho irrenunciable de los catalanes a la autodeterminación».