Un fuego arrasa 35 hectáreas en Blanes

El incendio obligó a desalojar a 310 vecinos de cuatro urbanizaciones y a varios clientes de un hotel

Los  Bomberos contaron con el soporte de 15 medios aéreos
Los Bomberos contaron con el soporte de 15 medios aéreos

Un incendio desatado ayer en Cal Sabater, una zona próxima Blanes, arrasó más de 35 héctareas de terreno boscoso y obligó a desalojar de forma preventiva a 310 vecinos de las urbanizaciones próximas por la afectación del humo, si bien hacía las siete de la tarde pudieron regresar a sus casas.

Según informaron los Bomberos de la Generalitat, a la una del mediodía de ayer comenzó a arder la zona boscosa de pinos y eucaliptos próxima a Blanes y, debido al viento, las llamas se extendieron rápidamente en dirección norte. Como consecuencia, los Bomberos tuvieron que desalojar de forma preventiva a 310 personas de cuatro urbanizaciones de Blanes (Girona) y Tordera (Barcelona) y de un hotel de Lloret de Mar (Girona).

Eran en su mayoría vecinos de las urbanizaciones Les Planes, El Vilar y La Fauna, de Blanes, así como de Sant Daniel, de Tordera, y de un hotel de la urbanización Condado del Jaruco de Lloret de Mar, donde había 25 clientes y diez trabajadores. Aunque, tal y como informaron los servicios de emergencia de la Generalitat, el fuego estaba lejos de estos núcleos urbanos, se procedió al desalojo de ciertas viviendas por la afectación del humo.

Durante toda la tarde los efectivos de emergencia trabajaron para estabilizar el incendio. En total, se desplazaron hasta la zona una cincuentena de dotaciones terrestres de los Bomberos de la Generalitat, apoyados por 15 medios aéreos (5 helicópteros bombarderos, 2 helicópteros de mando, 6 aviones de vigilancia y ataque y 2 aviones anfibio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente).

La evolución favorable del incendio, después de unas horas de trabajo muy intenso, permitió a las siete de la tarde el regreso de los vecinos desalojados.

Tres bomberos de la Generalitat que colaboraban en la extinción del fuego tuvieron que ser atendidos debido a la inhalación leve por humo y a los golpes de calor.

Las dotaciones de bomberos dieron por estabilizado el fuego a última hora de la tarde, pero según informaron ayer no esperan extinguirlo por completo hasta hoy. Todavía se desconocen las causas de este incendio forestal, que se ha declarado en unos días especialmente complicados debido a la sequía predominante en muchos bosques catalanes.

Alerta máxima

La Conselleria d’Interior, Protecció Civil ha emitido la prealerta del plan especial de emergencias por incendios forestales en Catalunya, Infocat.

Las zonas con mayor riesgo de incendio son la Cataluña central y diversos puntos de las comarcas de Lleida. Ante esta situación, la Generalitat recomienda adoptar especial precaución y evitar situaciones de riesgo en zonas cercanas a bosques y zonas agrícolas y avisar inmediatamente al teléfono de emergencias 112 si se divisa una columna de humo.

Según el Departament de Agricultura de la Generalitat, Cataluña ha sufrido desde el año 2010 un total de 175 incendios forestales muchos de ellos causados por el lanzamiento de colillas, unos siniestros que han arrasado un total de 9.144 hectáreas forestales.

También la sequía y las altas temperaturas de este verano, con varias olas de calor, han favorecido la aparición del fuego en Cataluña. De hecho, la semana pasada los Bomberos tuvieron que lidiar con seis incendios forestales que se desataron de forma consecutiva, dos de ellos ocurrieron en Lleida (en el municipio de Vallbona de les Monges se quemaron más de 250 hectáreas de zona bosques y cultivos), uno en Girona, dos en Barcelona y otro en Tarragona.