MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
00:13
Actualizado
  • 1

Aguado: «El carácter fundamentalista ecologista choca con la vida real»

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultures critica que se haya aprobado solo la Ley de la Huerta, que protege el medio ambiente, pero los cultivos

  • El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), Cristóbal Aguado, durante una entrevista concedida a LA RAZÓN
    El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), Cristóbal Aguado, durante una entrevista concedida a LA RAZÓN / Kike Taberner
Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

14 de septiembre de 2018. 19:57h

Comentada
Ana G. Andrés.  Valencia. 15/9/2018

La legislatura está llegando a su fin y toca hacer balance de los compromisos cumplidos por el Consell durante los últimos tres años. La responsable de Agricultura y Medio Ambiente, Elena Cebrián, no sale muy bien parada de las valoraciones del sector agrario. Han sido años de enfrentamientos constantes con las organizaciones de productores que critican la falta de diálogo que ha mostrado Cebrián, una de las conselleras «independientes», pero que fue nombrada por Compromís.

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), Cristóbal Aguado, aseguró ayer en declaraciones a LA RAZÓN que «el carácter fundamentalista ecologista radical choca con la vida real». Lamentó que se haya aprobado únicamente la Ley de la Huerta durante este periodo, y sigan pendientes otras normas como la de Estructuras Agrarias. La primera de ellas generó un fuerte conflicto con el sector agrario al contemplar puntos controvertidos como expropiaciones de campos sin cultivar. Finalmente salió adelante con algunas cesiones al sector, pero no todas las que hubieran querido.

«Esta ley supone un ataque frontal al sector, protege el medio ambiente, pero no garantiza la rentabilidad agraria», subrayó Aguado, y lamentó que los políticos estén buscando el voto de los ecologistas porque en el campo hay menos electores.

Además, el líder agrario señaló que la actual consellera se ha caracterizado por la falta de diálogo con las organizaciones de productores y, en general, la falta de atención a un sector que sufre graves problemas como las plagas (la «Xylella» sigue en auge) o la fauna silvestre «descontrolada» en los campos.

«Pedimos también un plan de modernización de la agricultura, pero no se ha realizado ninguna inversión importante en infraestructuras de referencia».

La falta de ayudas para que los jóvenes se incorporen al campo es otra de las asignaturas pendientes del actual equipo de Conselleria. «La edad media de los agricultores de la Comunitat es de las más altas de España y de Europa».

Una ley del IVIA sin consultar al campo

«Estamos esperando a que nos llamen para explicarnos la ley del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias», lamentó ayer Cristóbal Aguado, quien criticó que la Conselleria haya redactado el anteproyecto de esta norma sin haber consultado al sector.

Últimas noticias