Alfonso Grau entregó a Gordillo 350.000 euros en billetes de 500

El asesor de Grau declaró que pagó a los proveedores de la campaña electoral de 2007 con ese dinero, y que su sociedad confeccionó facturas falsas a otras empresas para justificar el ingreso

Jesús Gordillo no está imputado y prestó declaración como testigo el pasado 11 de enero ante el TSJ

El asesor de Grau declaró que pagó a los proveedores de la campaña electoral de 2007 con ese dinero, y que su sociedad confeccionó facturas falsas a otras empresas para justificar el ingreso

Jesús Gordillo recibió 350.000 euros -en billetes de 500- que le entregó Alfonso Grau para que pagara los gastos de la campaña electoral municipal del PP en 2007. Además, cobró un cheque de 150.000 euros emitido presuntamente por Secopsa que también se utilizó con la misma finalidad. Todo ello, según se cita en la declaración que prestó Gordillo ante la Guardia Civil el 1 de diciembre de 2016.

Gordillo trabajaba en 2007 en la empresa Laterne, que fue la que recibió el encargo de llevar la campaña electoral del PP. Había entrado a trabajar en dicha empresa porque Alfonso Grau así lo quiso, incluso había sido el propio Grau quien negoció su sueldo.

Con esos antecedentes, Gordillo dice no haber sospechado de la abultada entrega en efectivo que le realizó Grau, ni de la orden que se cursó a sus compañeras contables de la empresa Laterne para que giraran facturas a diversas empresas con las que justificar esa entrada de dinero: «en aquel momento consideraba que Grau era una persona honrada y confiaba en él».

Así que , tras recibir ese dinero en su despacho de la calle Correos, se llevó los 350.000 euros (más los 150.000 euros que cobró del cheque) a su casa, y fue pagando a los proveedores entre los días 29 de abril y 2 de mayo de 2008. Según la declaración de Gordillo, le sobraron 15.000 euros que devolvió a Grau.

Así consta en la declaración del exasesor ante la Guardia Civil, y que forma parte del sumario de la subpieza A de la causa Taula, cuyo secreto expiró a las doce de la noche del pasado viernes.

La subpieza A se constituyó por auto de 10 de noviembre de 2016 después de que Jesús Gordillo entregara al periódico digital Valencia Plaza la documentación que diez años después aún conservaba sobre los pagos y cobros de la empresa Laterne. Y lo llevó a cabo porque «haciendo limpieza en casa» lo encontró y consideró que debía entregarlo. Aunque no consta por qué no lo entregó directamente al fiscal, sino que fue el medio de comunicación. Dicho medio de comunicación llegó a traspapelar una hoja que aportó más tarde.

Siempre según su declaración, se llevó dicha documentación de al empresa Laterne cuando fue despedido, y lo hizo siguiendo el consejo que le dio Grau «porque era una información sensible.

El juez Víctor Gómez abrió esa investigación, que hasta ahora ha sido secreta, porque vio indicios de malversación, cohecho y delito electoral en 2007 que podrían ser «conexos y encadenados en términos de continuidad delictiva» al blanqueo que se investiga en 2011 y 2015.