Comunidad Valenciana

Bonig insta a Puig a reclamar los 1.400 millones que ya tiene Cataluña

«El anticatalanismo no sirve de nada», contesta Puig que defiende al Gobierno

«El anticatalanismo no sirve de nada», contesta Puig que defiende al Gobierno

Publicidad

Mientras el Gobierno central ha confirmado que concederá a Cataluña 1.400 millones en concepto de «deudas pendientes» y le autorizará a refinanciar otros 2.773 millones a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), la Generalitat tiene que conformarse con que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, haya reconocido que la Comunitat Valenciana es la peor financiada. «Esto no había pasado nunca», defendió ayer el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ante la indignación de la bancada popular. Además, añadió que el «anticatalanismo no sirve para nada» defendiendo que se trata de recursos que los catalanes merecen.

La portavoz del PP en Les Corts, Isabel Bonig, aseguró que Puig no ha conseguido ninguna mejora en financiación. Le recordó que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha confirmado que no habrá nuevo sistema de financiación. «No le quieren en Madrid», dijo añadiendo el aumento de la reserva del Tajo hasta los 600 hectómetros cúbicos o el hecho de que le hayan vetado desde la secretaría general del PSOE la candidatura del ex presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, a la alcaldía de Ontinyent.

A Puig no le sentó nada bien la imagen que dejó dibujada Bonig con esta descripción y se abrió un tenso debate en el que el presidente y la líder popular protagonizaron un cara a cara inaudito en esta legislatura.

La ausencia del conseller de Educación, Vicent Marzà, del de Hacienda, Vicent Soler y de la vicepresidenta Mónica Oltra, estos dos por enfermedad, obligó a Puig a hacer frente a todas las preguntas de la popular, que insistió una y otra vez en si va a cumplir las sentencias que afirman que su modelo lingüístico es ilegal.

Publicidad

El presidente se escudó en el hecho de que el Tribunal Constitucional haya rechazado la cuestión de inconstitucionalidad sobre el decreto de plurilingüismo, pero la popular reiteró que se ha frenado por un defecto de forma y no porque sea legal. «Si es cierto que se promueve el inglés, ¿por qué en Infantil está limitado al diez por ciento?», preguntó.

El debate acabó con un comentario que no sentó nada bien a Bonig. Puig, que no sabía que tenía el micro abierto, mandó «al corral» a la popular, quien le pidió una disculpa a Puig. Este rectificó más tarde.

Publicidad