Bonig pacta con Génova una salida para Valencia

Acuerda una lista consensuada para el COC y, a la vez, elaborar una única candidatura para el Congreso, proporcional a los resultados de la votación de los militantes

La última Junta Directiva del PP de Valencia se cerró sin acuerdo, puesto que la lista del Comité Organizador del Congreso (COC) propuesta por Betoret se rechazó por 24 votos de diferencia
La última Junta Directiva del PP de Valencia se cerró sin acuerdo, puesto que la lista del Comité Organizador del Congreso (COC) propuesta por Betoret se rechazó por 24 votos de diferencia

Acuerda una lista consesuada para el COC y, a lavez, elaborar una única candidatura para el Congreso, proporcional a los resultados de la votación de los militantes

La dirección regional y la nacional del Partido Popular han llegado a un acuerdo de doble vertiente que puede acabar definitivamente con el conflicto existente dentro de la organización provincial de Valencia.

Por una parte, incluye la composición de un Comité Organizador del Congreso (COC) consensuada y, a la vez, un pacto firmado entre las candidaturas para elaborar una sola lista, integrada por miembros de las mismas en proporción de los resultados obtenidos en las votaciones de los militantes. Su peso en la misma será proporcional al respaldo obtenido.

De esta manera, ambas direcciones consideran satisfechas sus exigencias. Por una parte, Génova se asegura que el Congreso será tranquilo, puesto que la tensión se concentra en las fases previas y por otra, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, que se da voz a los militantes.

Según ha podido saber LA RAZÓN, se trata de una fórmula utilizada también en Sevilla y que permitirá una primera ronda de votaciones donde se determinará el apoyo de los candidatos.

El presidente del PP de Valencia, Vicente Betoret, aseguró a este diario que no podía valorar esta propuesta porque no se le había comunicado oficialmente, por lo que, al menos de momento, la convocatoria de Congreso se mantiene en punto muerto.

Betoret no presentó ayer los cinco nombres que le representarán en el Comité de Organización del Congreso (COC). Se justificó diciendo que durante la reunión su principal rival, la portavoz del PP en la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles, le faltó al respeto. «Si hay insultos, no puede haber diálogo».

En cualquier caso, Betoret incumplía así el acuerdo al que llegó en una reunión celebrada el pasado martes en la que también estuvo presente Contelles y la secretaria general del PPCV, Eva Ortiz.

En este encuentro se acordó que Betoret pondría cinco nombres en el COC, Contelles otros cinco y María José Penadés, la tercera que ha anunciado su intención de presentarse, dos. El presidente y el secretario serían a propuesta de la dirección nacional y de la regional, que no están dispuestos a que vuelva a repetirse un espectáculo como el presenciado durante la última Junta Directiva del PP.

En aquella convocatoria, Betoret rechazó la votación de la lista del COC que llevaba Contelles. Su número dos, Vicente Ferrer, argumentó que debería haber presentado su opción con antelación. Ante las protestas de los presentes, que llegaron a acusarle de estar promoviendo un «pucherazo», no tuvo más remedio que someter a votación la lista de Betoret, que fue rechazada por tan solo 24 votos de diferencia.

Sin embargo, las votaciones se produjeron en un clima de extrema tensión. Muchos de los presentes no estaban en las listas, a pesar de ser los portavoces de los municipios de la provincia o incluso diputados en Les Corts.

Reclamaron su derecho voto. Algunos lo consiguieron y otros, no. Contelles ya advirtió de que impugnaría este proceso, pero finalmente no lo hizo porque resultó ganadora.

Sin el COC aprobado no se puede convocar un congreso que, según ha marcado Génova, debe celebrarse antes de agosto.