Catalá anuncia una posible moción de censura al Gobierno de Joan Ribó

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia asegura en la convención de su partido en Valladolid que la ciudad «pide a gritos un gobierno serio y responsable»

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, en la Intermunicipal Nacional que su partido celebra en Valladolid
La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, en la Intermunicipal Nacional que su partido celebra en Valladolid

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia asegura en la convención de su partido en Valladolid que la ciudad «pide a gritos un gobierno serio y responsable»

«La tercera capital de España pide un gobierno serio, responsable y diligente» por ello, la portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, anunció ayer en Valladolid que su grupo no descarta una posible moción de censura al Gobierno de Joan Ribó.

Los últimos acontecimientos en los que se han visto implicados miembros del Ejecutivo municipal, como el robo de cuatro millones de euros en la EMT y el reciente procesamiento del concejal Pere Fuset, han precipitado la respuesta del PP que considera que el Gobierno de Rialto «hace aguas» y que su partido está dispuesto y preparado para asumir el reto de gobernar.

En su intervención en la Intermunicipal Nacional, presidida por el presidente nacional del PP, Pablo Casado, Catalá instó al alcalde Joan Ribó a tomar decisiones y a asumir responsabilidades políticas. «Los dirigentes actuales del Ayuntamiento de Valencia deben asumir que la tercera capital de España no puede estar en manos de quien no sabe gobernar la grandeza de Valencia».

A su juicio, tras la estafa en la Empresa Municipal de Transporte (EMT), su presidente y concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, tiene que ser cesado, y el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, procesado ahora por la muerte de un operario en el montaje de las gradas de Viveros para los conciertos de la Feria de Julio de 2917, debe dar un paso atrás y dejar la concejalía.

Durante su intervención, hizo referencia a que con el gobierno de Compromís y el PSPV ha aumentado el número de personas sin hogar , el riesgo de pobreza ha subido en más de seis puntos, y la pobreza infantil en más de nueve.

También recordó que hace apenas unas semanas el gobierno municipal aprobó un «impuestazo» con subidas del IBI, del recibo del agua, del impuesto de tracción mecánica y las tasas de mesas y sillas entre otros, lo que supone, según la portavoz del Grupo Popular, un triple hachazo fiscal al sector de turismo, que en la actualidad es uno de los principales motores económicos de la ciudad, al comercio y a las empresas y autónomos.

Bajada de impuestos e incentivar la economía

María José Catalá propuso una bajada del impuesto del IBI en un 10 por ciento y una bonificación del 95 en el de Plusvalía para los casos de herencias y transmisiones de empresas o comercios entre familiares. Así como otras medidas de apoyo a los autónomos, a los emprendedores que apuesten por crear sus propios negocios y para la innovación. Entre sus proyectos también anunció un Plan de Conciliación de la vida familiar y laboral.