Ciudadanos y PP votan en contra del presidente del Consejo de RTVV

El PSPV, proponente del candidato, pretende nombrarlo por la mínima en la tercera votación

Josep López habló con los representantes del PP que le habían votado en contra, tras la Comisión
Josep López habló con los representantes del PP que le habían votado en contra, tras la Comisión

El consenso logrado entre los grupos que sustentan el tripartito y Ciudadanos para nombrar a los miembros del Consejo rector de la futura RTVV se rompió ayer por parte del partido naranja, tras conocerse que el designado para presidente a propuesta del PSPV, el periodista Josep López, tenía una vinculación familiar indirecta con el diputado socialista Alfred Boix.

Al diputado Antonio Subiela le tocó la papeleta de retirar el apoyo que anteriormente habían dado y le explicó a López durante la Comisión parlamentaria que examinó a los candidatos que «no dudamos de que su nombramiento estaría dentro de toda ética, pero no así de la estética».

La marcha atrás de Ciudadanos crispó el ambiente principalmente con el PSPV. De hecho el portavoz de los socialistas, Manuel Mata, amenazó a Alexis Marí y le dijo que «no está escrito en el cielo que los de Ciudadanos tengáis que estar representados en los órganos estatutarios» y le advirtió de que la relación entre el PSPV y C’s iba a cambiar radicalmente. Así, se prevé que los socialistas no apoyen la entrada de representantes de C’s en el Consell Jurídic que se renovará tras el verano

Por su parte, los «populares» reprocharon a López que no había expuesto su programa. Le preguntaron por irregularidades en la oficina de Canal 9 en Bruselas que él dirigió, y que negó tajantemente. Quedó sin respuesta la pregunta sobre su titulación y también la de quién le dio la noticia de que iba a ser propuesto.

Por su parte, López explicó que su vinculación familiar con Alfred Boix consistía en que su mujer era prima de Boix pero defendió que «llevo casado 24 años y la relación con esa parte de la familia no es desde luego diaria». López dijo que su tesoro era su honestidad y su independencia y negó pertenecer a ningún partido ni organización. Sí que aclaró, por si era objeto de incompatibilidad, que tuvo acciones «cuyo valor ahora debe ser cero» en InfoTV, un canal de televisión de claro sesgo nacionalista que ya no existe, pero aclaró que si eso era un problema, la ley marcaba el plazo de tres meses para solucionarlo.

Llegado el momento de la votación, populares y Ciudadanos emitieron siete votos negativos, frente a los ocho afirmativos de PSPV, Podemos y Compromís.

Con este resultado, su nombramiento se llevará a pleno la próxima semana, pero si la proporción sigue así no será elegido al requerirse la mayoría de dos tercios de la Cámara.

El PSPV está decidido a nombrar a López aunque sea «por la mínima» por lo que serán necesarios tres votaciones en tres plenos, ya que en la segunda se requeriría mayoría de tres quintos, que tampoco tienen, y en la tercera, mayoría simple.

Por lo demás, los cinco miembros de consenso fueron votados por todos los grupos, y no así los representantes sindicales y del órgano temporal que al votarse conjuntamente contaron con la abstención de Podemos y de Compromís que no quisieron dar su apoyo a la propuesta por el PP, Mayte Fernández.