Política

Compromís culpa a los propietarios de los destrozos del incendio

La formación nacionalista propone obligar por ley a las urbanizaciones a mantener limpios los terrenos forestales que lindan con sus casas

El incendio obligó a desalojar a más de 2.600 personas, calcinó 3.200 hectáreas y quemó medio centenar de viviendas. Afectó a Gandia, Llutxent, Pinet, Ador, Barx y Quatretonda
El incendio obligó a desalojar a más de 2.600 personas, calcinó 3.200 hectáreas y quemó medio centenar de viviendas. Afectó a Gandia, Llutxent, Pinet, Ador, Barx y Quatretonda

El Consell explicará la gestión del fuego de Llutxent

Ni para el PSPV ni para Compromís era necesaria la convocatoria de la Diputación permanente de Les Corts para dar explicaciones sobre cómo se gestionó el incendio originado en Llutxent. «Se han quemado las casas ubicadas en los alrededores o junto al bosque y que no cumplían las medidas de selvicultura aprobadas desde hace más de 20 años». Los primeros responsables, concluyó el diputado de Compromís, Juan Ponce, son los propietarios de las viviendas y los «secundarios» los Ayuntamientos.

Además, insistió en que el alcance de la catástrofe natural no era comparable con la de los grandes incendios de 2012, verano en el que se quemaron casi 50.000 hectáreas, por lo que la comparecencia para abordar esta cuestión podía esperar a que acabase el mes de septiembre.

El diputado ecologista insistió en que el Consell no tiene capacidad para revertir una política forestal abandonada durante años, motivo por el que los bosques no «han tenido toda la gestión que deberían tener».

Ponce obvió que el fuego se originó en terrenos de titularidad municipal de los que debe hacerse cargo la Generalitat.

En cualquier caso, Compromís está decidido a tratar de cambiar la situación actual y ha planteado una enmienda a la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (Lotup) para que recoja la obligatoriedad de que todos los propietarios de viviendas en suelos forestales tengan la obligación legal de mantener los límites de sus casas con los bosques. «El 'Botànic' ha organizado charlas informativas sobre esta cuestión, también las hubo en Llutxent» y lamentó que apenas hubo asistencia.

Por su parte, el síndic del PSPV, Manolo Mata, aseguró que la gestión del incendio fue «impecable», dijo que no deben buscarse culpables y aseguró que el Consell encontrará una solución para incorporar a los bomberos forestales.

La portavoz del PP, Isabel Bonig, insistió en que los populares han sido los únicos que han defendido la urgencia de esta comparecencia, aunque finalmente su propuesta salió adelante con el apoyo de Ciudadanos y de Podemos. Recordó que los consellers del PP comparecieron a petición propia en situaciones similares y remarcó que la falta de gestión forestal del Consell del Botànic ha quedado en evidencia.