Compromís se desliga de Podemos y sus diputados irán al grupo mixto

Oltra admite que es la mejor opción para tener una «voz valenciana cohesionada» en el Congreso

Ribó, Oltra, Morera, Álvaro y Baldoví, durante la reunión de la Comisión negociadora
Ribó, Oltra, Morera, Álvaro y Baldoví, durante la reunión de la Comisión negociadora

Es la marca de la casa. Los plazos se apuran con reuniones que finalizan pasadas las nueve de la noche y que incluso se posponen para el día siguiente. La comisión negociadora de Compromís, creada para abordar la crisis provocada tras la situación generada en el Congreso, decidió que los cuatro diputados que obtuvieron escaño pasarán a formar parte del grupo mixto. Ni se unirán a Podemos, como ya hicieron los otros cinco representantes de la coalición Compromís- Podemos- És el moment, ni a los dos diputados obtenidos por Izquierda Unida para formar un grupo propio.

El encuentro duró más de cuatro horas y fue la coportavoz de la coalición, Mónica Oltra, la que justificó la decisión. Dijo que al menos, esta opción les permite «tener un espacio político y una voz que, aunque no sea en un grupo propio, sí será una voz valenciana cohesionada».

Se imponía así la opinión del secretario general del Bloc, Enric Morera, quien el miércoles expuso abiertamente cuál era su línea roja. «Es imposible volver a Podemos, porque nunca hemos sido Podemos».

Sin embargo, Oltra no quiso cerrar ninguna opción. Únicamente dejó bien claro que los cuatro diputados- dos pertenecen a la cuota del Bloc y dos a Iniciativa- debían permanecer unidos. De lo contrario, sería imposible no trasladar una imagen de unidad.

A principio de semana, Oltra se mostró a favor de tratar de conformar un grupo junto a las otras dos plataformas de Podemos, En Marea y En Comú. Su opción fracasó porque ambas formaciones decidieron ir junto al partido de Pablo Iglesias. Tras la primera apuesta fallida, Oltra no quiso cerrar ninguna puerta. «No descarto nada, ni siquiera que me toque la lotería».

Por la mañana, el diputado Joan Baldoví admitía que veía con buenos ojos la unión con Izquierda Unida. En el caso de que la Mesa del Congreso negase esta petición, el resultado sería el mismo que el decidido ayer. Todos pasarían al grupo mixto.

Con todos estos elementos, resulta claro decir quién es el ganador. El Bloc, la formación mayoritaria dentro de Compromís, se ha salido en esta ocasión con la suya.

Sus militantes nunca aprobaron la coalición electoral con Podemos, sino una agrupción de izquierdas en las que también entraba EU, que finalmente rechazó esta oferta.

Defendían que no debían estar suscritos a un partido estatal, puesto que perderían su esencia y el poder para reivindicar con libertad los problemas de los valencianos.

La propuesta de la comisión negociadora será trasladada esta tarde a la Ejecutiva para que los diputados obren en consecuencia.

Aunque no da importancia a que los nueve elegidos bajo el paraguas de Compromís- Podem- És el moment, se hayan separado antes de comenzar la legislatura, el hecho de que los dos representantes del Bloc y los dos de Iniciativa (partido que ella encabeza) acabasen repartidos en dos grupos diferentes, dejaría en evidencia que la coalición valenciana atraviesa una gravísima crisis.

«Compromís no está en riesgo, pasa por un buen momento tras los excelentes resultados de las autonómicas y generales».

En cualquier caso, la implicación que Oltra ha puesto en la formación de la coalición electoral deja claro cuáles son sus preferencias. Siempre ha peleado que la plataforma con Podemos les abría nuevas puertas y, por el contrario, nunca se ha demostrado demasiado involucrada en sumar a Esquerra Unida.

Con todo, lo más probable es que la decisión final se alcanzase a altas horas de la noche o incluso puede que se celebre una nueva reunión por la mañana. No habrá tiempo para la prórroga puesto que la Mesa del Congreso debe conocer hoy la propuesta.