El Gobierno repartirá sólo 1.000 millones más entre las autonomías

En la imagen, el conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues
En la imagen, el conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues

Después de tanta discusión, debate y batalla por el reparto del déficit, asimétrico o igual para todos, resulta que el Gobierno sólo va a ampliarlo en una décima para todas las autonomías, es decir, 1.000 millones de euros. No obstante, el conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, insistió ayer en que esta distribución debe hacerse en base a criterios «objetivos, justos y de eficiencia», y sobre todo, por cuestiones económicas y no políticas.

Moragues se manifestó en estos términos antes de participar en una mesa redonda sobre la financiación de la Hacienda local. Allí aseguró que «no puede ser» que haya cuatro Comunidades, entre las que se encuentra la valenciana, que aportan al Estado mucho más de lo que reciben.

Además, lo que realmente preocupa al conseller, es que la Comunitat ocupe el decimosegundo puesto en cuanto a renta per cápita y esa situación va en descenso. De ahí, dijo, que el reparto del déficit deba ser asimétrico, puesto que la financiación autonómica también lo es.

Sobre los posibles recortes, insistió en que habrá que esperar a conocer la cifra de déficit, algo que sucederá a finales de este mes, así como la evolución de los ingresos y la ejecución del presupuesto, para hacer «todos los esfuerzos posibles» y ajustarse a la cifra, «siempre que sea justa».

Durante su intervención en la jornada, a la que asistieron representantes de centenares de Ayuntamientos, el conseller aseguró que a la Generalitat también le preocupan en gran medida los impagos, incluyendo por supuesto a los que afectan a las entidades locales.

Indicó que «una Administración no puede acostumbrarse a no pagar, y eso está pasando aquí». Insistió en que «la mejor forma de ayudar a la ciudadanía es pagando».

El farmacéutico es uno de los colectivos afectado por estos retrasos en los devengos. Moragues explicó ayer al respecto que la Generalitat les ha pagado 57 millones de euros correspondientes a cerca del 60 por ciento del mes de febrero y aseguró que, cuando se reciben las entregas a cuenta del Estado, se hacen las transferencias.

Podría ser peor

Aunque estar calificado como «bono basura» por una de las más importantes agencias de calificación del mundo como es Standard & Poor's, puede parecer lo más bajo a lo que se puede llegar, el conseller de Hacienda se mostró ayer satisfecho porque la firma ha mantenido esta calificación y no la ha bajado aún más.

Además, la agencia ha retirado la situación de «credit watch», por lo que, según Moragues, «desaparecen sus implicaciones negativas», muestra de que se valoran los esfuerzos que está realizando la Comunitat por reducir su déficit y hacer frente a la deuda.