El Hospital del Vinalopó formará a residentes a partir de 2020

Las Unidades docentes son, entre otras, Pediatría, Obstetricia y Ginecología, Medicina Familiar y Comunitaria, Oftalmología, Medicina Interna, Cirugía General y Aparato Digestivo

En la gráfica, el Hospital del Vinalopó gestionado por el Grupo Ribera Salud, que en 2020 incorporará los primeros Médicos y Enfermeros Interno Residente (MIR y EIR) de cada una de las unidades docentes acreditadas
En la gráfica, el Hospital del Vinalopó gestionado por el Grupo Ribera Salud, que en 2020 incorporará los primeros Médicos y Enfermeros Interno Residente (MIR y EIR) de cada una de las unidades docentes acreditadas

Las Unidades docentes son, entre otras, Pediatría, Obstetricia y Ginecología, Medicina Familiar y Comunitaria, Oftalmología, Medicina Interna, Cirugía General y Aparato Digestivo

El Hospital Universitario del Vinalopó, acreditado como centro docente desde noviembre de 2016, ha sido autorizado para la formación de Médicos Internos Residentes (MIR) en las especialidades de Pediatría, Medicina Familiar y Comunitaria, Ginecología y Obstetricia, Medicina Interna, Oftalmología, Cirugía General y Aparato Digestivo, Medicina Física y Rehabilitación, Medicina Intensiva y Anatomía Patológica y Enfermeros Internos Residentes (EIR) de Pediatría, Enfermería Familiar y Comunitaria y Ginecología y Obstetricia. Con un total de 23 plazas de formación por año acreditadas, los primeros residentes se incorporarán en la primavera de 2020. Estos se suman a los más de 700 estudiantes universitarios y otros centros de formación que cada año se forman en el Departamento.

En noviembre de 2016, el Ministerio otorgó la acreditación como centro docente para la formación de médicos especialistas, reconociendo formalmente la capacidad docente de la organización, tanto para la Atención Primaria como Hospitalaria.

Según Juan Vicente Quintana, jefe de estudios, disponen de la organización e infraestructura necesaria para dar con garantías esta formación y tienen resultados médico-asistenciales que permitirán convertirlos «en un centro atractivo para que los profesionales desarrollen aquí su periodo de especialización».

Una vez obtenido el reconocimiento como centro docente, solicitó acreditación específica para la formación en diferentes especialidades. La docencia para Medicina y Enfermería Familiar y Comunitaria fue otorgada en el verano de 2018 y en este curso se han aprobado directamente un total de ocho unidades docentes más que incorporarán su primer facultativo MIR en 2020.

La incorporación de estos futuros especialistas consolida el carácter docente del hospital, «objetivo que nos plantemos desde el mismo momento de la apertura, convencidos de que las actividades docentes e investigadoras constituyen el acompañamiento deseable, e incluso indispensable, de un centro que, como el nuestro, aspire a la mejora continua de la calidad asistencial», añadió al respecto Vicente Quintana.