El juez decano prohíbe la entrada de políticos «por la puerta de atrás»

La Razón
La RazónLa Razón

El juez decano de Valencia, Pedro Viguer, ha remitido por escrito las indicaciones pertinentes sobre los accesos a la Ciudad de la Justicia tanto en el horario en que el edificio está abierto, como cuando no lo está, y que no incluye acceso distinto al de la puerta principal.

Todo ello debido a que principalmente la Guardia Civil, también la Policía Nacional, incumplieron dichas instrucciones los días que hubieron de declarar como testigos en el caso Nóos tanto la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, como el diputado nacional Gerardo Camps. En el primer caso, la autoridad municipal entró por el garaje, mientras que el parlamentario lo hizo por el Juzgado de Guardia.

Viguer, también en aquella ocasión, había indicado que el acceso debía ser por la puerta principal, algo que se incumplió, por lo que ahora ha preferido enviarlo por escrito, tanto al gerente del edificio (dependiente de la Conselleria de Justicia) como los dos Cuerpos de seguridad, Policía y Benemérita, desplegados en el inmueble.

Esta polémica, suscitada los días 15 y 16 de noviembre del año pasado, fue abordada ayer en la Comisión mixta entre el TSJ y la Conselleria de Justicia que se celebró en el histórico edificio.

El conseller de Justicia, Serafín Castellano, alegó que la entrada por otros accesos se decidió por motivos de seguridad, pero que «lógicamente» se haría en próximas ocasiones lo que dispusiera el Consejo General del Poder Judicial.

Zanjado este asunto, la Comisión abordó también el necesario refuerzo de la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal ante el próximo desarrollo de juicios de gran complejidad como Cooperación (ya en marcha la primera pieza), Gürtel, Brugal, etcétera.

La presidenta del TSJ, Pilar de la Oliva, señaló que ya había llegado un juez de refuerzo, pero que aún esperaban otro más.

La recientemente nombrada representante del Consejo General del Poder Judicial Carmen Llombart, explicó que el organismo trataría en su próxima reunión la designación de dos magistrados más.

Por otra parte, se abordó la rehabilitación del histórico edificio para la que ya existe una partida presupuestaria en 2014. Según explicó Castellano, se comenzará por la parte alta, que está vacía y aquejada de humedades, aunque, según explicó «no me han dicho que exista peligro de derrumbes».