El PSOE enviará a una delegación de Bruselas a Sudáfrica

La europarlamentaria Rodríguez-Piñero se compromete a comprobar «in situ» que el país cumple con las normas fitosanitarias de la UE

La europarlamentaria Rodríguez-Piñero se compromete a comprobar «in situ» que el país cumple con las normas fitosanitarias de la UE

En este momento siete cargamentos de cítricos con «mancha negra» procedentes de Túnez se encuentran en puertos europeos, Así se confirmaba el jueves una de las alertas que el sector agrario viene realizando desde hace años, y es que algunos países terceros de los que la UE importa naranjas, no cumplen con las normas fitosanitarias.

La candidata socialista al Parlamento Europeo, Inmaculada Rodríguez-Piñero, anunció ayer que su primera medida como eurodiputada tras la constitución del Parlamento en julio será exigir que, a la mayor brevedad posible y antes de que se inicie la evaluación del acuerdo comercial con Sudáfrica, el Parlamento Europeo autorice a una delegación oficial de eurodiputados al país sudafricano «para comprobar 'in situ' que se cumplen con los requisitos fitosanitarios, de inspección y de procedimientos exigidos por la UE».

La eurodiputada socialista realizó estas declaraciones durante una jornada citrícola organizada junto a la candidata a la alcaldía de Algemesí, Marta Trenzano, y el dirigente socialista y secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero.

Rodríguez-Piñero también acordó exigir que los cítricos procedentes de terceros países «puedan comercializarse en el mercado europeo con mayores requisitos en materia de sanidad vegetal como es el tratamiento en frío para evitar la competencia desleal y, sobre todo, evitar la entrada en Europa de distintas plagas».

Así mismo, el sector también calificó de «fundamental» que la Unión Europea negocie con mayor transparencia los futuros acuerdos comerciales con afección en la citricultura «para que el sector pueda actuar a tiempo en defensa de los productores valencianos».

Además, se comprometió a pedir a la Comisión Europea que estudie «nuevos mecanismos de control y protección que permitan a Europa actuar no sólo cuando los productores ya hayan sufrido pérdidas irreparables a través de cláusulas de salvaguardia, sino cuando comiencen a detectarse los primeros síntomas para evitar que el daño llegue a producirse» y apuntó que seguirá insistiendo en lograr «una verdadera unión aduanera que armonice los controles en todos los puertos de entrada de Europa».