Política

El sector del mueble, temeroso ante las señales de desaceleración económica

La crisis del mercado ruso, los efectos del brexit, la inestabilidad política y la mala imagen de la marca de España por el conflicto catalán frenan el crecimiento

La Feria del mueble, iluminación y decoración Habitat 2018 abrió ayer sus puertas en cuatro pabellones de Feria Valencia
La Feria del mueble, iluminación y decoración Habitat 2018 abrió ayer sus puertas en cuatro pabellones de Feria Valencia

La crisis del mercado ruso, los efectos del brexit, la inestabilidad política y la mala imagen de la marca de España por el conflicto catalán frenan el crecimiento

Cuando ya creíamos que habíamos pasado lo peor, llega un nuevo susto, esta vez de la mano de los empresarios del sector del mueble vislumbrando en un futuro cercano una desaceleración económica preocupante.

Si bien los fabricantes de esta actividad económica han experimentado en los últimos dos o tres años un leve crecimiento sostenido en cuanto a producción después de la profunda crisis vivida, están comenzado a notar cierta desaceleración y miran los próximos meses con incertidumbre.

De hecho, algunos han vivido el peor inicio de trabajo en septiembre desde hace años, en un ejercicio en el que el arranque ya fue «muy lento», comentó ayer al respecto el vicepresidente de la Federación empresarial de la madera y el mueble (Fevama), Kiko Torrent.

Entre los factores que están influyendo en esa desaceleración, se encuentra la crisis del mercado ruso el año pasado, los efectos del brexit, la inestabilidad política y las consecuencias en la imagen de la marca de España por el conflicto catalán.

Por su parte, para el expresidente de Fevama y vicepresidente primero de la Cámara de Comercio, Vicente Folgado, el sector está creciendo en producción y en mercados «poco a poco» con la ventaja de que los fabricantes están trabajando mucho en el exterior y se ha producido un cambio de mentalidad hacia la internacionalización.

En este sentido, explicó que la producción se está orientando a modas y estilos más actuales (mueble contemporáneo y de diseño) y a nuevos mercados que no han sido tradicionalmente clientes de mueble valenciano o español, como el este de Europa, Indonesia, África, Centroamérica y Norteamérica.

61.000 empleos

Así se expresaron ambos durante la inauguración de la Feria del mueble, iluminación y decoración Habitat 2018 que se celebró ayer y que acoge una oferta de 415 firmas y marcas expositoras situadas en cuatro pabellones de Feria Valencia.

Según los últimos datos de 2017 del instituto tecnológico del mueble Aidimme, la producción española de mobiliario ha aumentado un 3,2 por ciento su facturación respecto al año anterior hasta los 4.364 millones de euros, y el empleo creció un 2,5 por ciento.

El sector de la producción de mueble aporta el 0,38 por ciento del PIB nacional y da empleo a cerca de 61.000 profesionales, y entre los subsectores que más han incrementado su facturación están los de baño y cocina, seguidos de mueble de oficina.

En el primer semestre del año las exportaciones españolas de mueble subieron un 2,5 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, con un valor de 1.074 millones de euros, mientras que las importaciones, de 1.588 millones, aumentaron el 5,2 por ciento.