EU y Compromís dejan Les Corts «porque hoy sólo hablamos de C9»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los diputados de Esquerra Unida y del Compromís presentes en la Comisión de Economía que durante estos días analiza los presupuestos de las distintas Conselleries, abandonaron ayer la misma no sin antes mostrar su disconformidad con la celebración de las Comisiones parlamentarias, o de cualquier actividad que nada tuviera que ver con el cierre de Radio Televisión Valenciana.

Habida cuenta de que dicha pose la secundaron los grupos de Compromís y de EU, y no el PSPV, los dos minoritarios de la oposición trataron de hacerlas a cada cual más llamativa para apropiarse el protagonismo de la iniciativa.

El que comenzó fue Enric Morera, de Compromís, en su intervención durante la comparecencia del conseller de Justicia, Serafín Castellano, para explicar las cuentas de su Conselleria.

Tras manifestar que «en un día como hoy» tenía que comparecer el presidente del Consell para explicar el cierre de RTVV y no los consellers, crispó el ambiente al máximo y abandonó la Comisión al no conseguir ser expulsado.

La presidenta de la Comisión de Economía, Cristina Moreno, del PSPV, supo capear el temporal y conseguir que, tras las encendidas declaraciones, las reuniones pudieran llevarse a término.

El más duro fue el diputado de Esquerra Unida, Ignacio Blanco, quien ya ha recurrido al exabrupto en varias ocasiones y se ha dejado llevar por los nervios. Blanco dijo que el PP era «la peste» de la Comunitat Valenciana y que eran una «cueva de ladrones». El momento de mayor tensión se vivió cuando el diputado del PP, Ricardo Costa, le dijo que se centrara en el tema de la Comisión, a lo que airado contestó que «un corrupto no me va a quitar la palabra en Les Corts».

Los servicios de prensa de EU subieron inmediatamente el video del épico enfrentamiento a las redes sociales.

El mismo paripé oficiaron en la siguiente Comisión, que fue la de Bienestar Social. Mientras la diputada de Compromís, Mónica Oltra, provista de camiseta «ad hoc», se enfrentaba con la mesa de la Comisión, su compañera Mireia Mollà espetaba a la diputada Esther Franco, esposa de Vicente Sanz, exsecretario de RTVV imputado por acoso sexual, que se callara, «que tenía mucho que callar».

Tras el numerito los y las diputadas abandonaron la Comisión de Les Corts y partieron hacia la concentración en defensa de la RTVV.