Política

Fabra asegura que se pueden crear 400.000 empleos en los próximos cuatro años

El president de la Generalitat, Alberto Fabra, ha asegurado que crear 400.000 empleos en los próximos cuatro años "no es una quimera"con el crecimiento previsto para la Comunitat Valenciana y una vez superadas las adversidades.

En la Noche de las Finanzas, preámbulo de la feria de productos y servicios financieros Forinvest que se celebra en Valencia el 11 y 12 de marzo, el president ha manifestado que ahora es el momento de crear empleo y "dar expectativas"a todos los ciudadanos a partir de las condiciones más favorables para crecer.

El president de la Generalitat ha recordado su previsión de crear 100.000 empleos este año y otros 100.000 en 2016, y continuar así mientras sea posible "que los empresarios pongan en valor su capacidad"y se apueste "por la innovación y la internacionalización".

Fabra ha repasado la situación económica de los últimos años, desde 2012, en que se destruyeron 70.000 empleos y la economía se contrajo el 2,9 %, hasta 2014, en que la Comunitat Valenciana crecerá el 1,4 % y 2015, entre el 2,7 y el 3 %, seis puntos de diferencia "en solo dos años y medio".

Se han podido resolver los desequilibrios económicos, se han afrontado reformas estructurales y se han superado las situaciones adversas, y se ha generado un entorno empresarial que ha dado pie "a la nueva economía valenciana", todo ello encaminado a dar respuesta "a los problemas de los ciudadanos", ha manifestado.

Durante el acto, celebrado ante unos 300 asistentes, el president ha entregado los premios Forinvest en reconocimiento a la labor de tres empresarios: el presidente de Globalia, Juan José Hidalgo; el presidente del grupo Torrecid, Federico Michavila, y el consejero delegado de Allianz, Vicente Tardío.

Hidalgo ha pronunciado la conferencia magistral sobre "Cómo crear una empresa de la nada", en la que ha afirmado hoy que todo lo que compone el grupo Globalia ha sido creado "de la nada", con esfuerzos propios, sumando cada día y no dando pasos atrás.

Ha relatado sus inicios como empresario, provocando en varias ocasiones las risas y los aplausos de los asistentes, y ha asegurado que cada día se encuentra "con más fuerza de seguir haciendo y seguir luchando".

Cuando las cosas le han ido mal, ha dicho, más fuerzas ha tenido para idear iniciativas y emprender proyectos, como hizo en sus inicios en Suiza "con todo tipo de trabajos"para obtener dinero y enviarlo a su familia.

Después, ha explicado, comenzó a "cargar"emigrantes entre España, Suiza y Alemania pero las grandes compañías le "echaron"de la carretera y empezó a fletar aviones.

Al acabar la dictadura en España, comenzaron a retornar los emigrantes y volvió a encontrar negocio, y fue en la segunda parte de los años setenta cuando inició los viajes turísticos para españoles.

En 1994 decidió operar líneas regulares, a pesar de que nadie confiaba en este proyecto pero, según ha indicado, le echó "narices"y transformó las rutas chárter para ese objetivo.

Air Europa, compañía perteneciente al grupo Globalia, ha ido renovando la flota, y se ha convertido en una "competencia atroz"de Iberia, según Hidalgo, que ha bromeado diciendo que esta aerolínea "mete los aviones que yo retiro".

La compañía seguirá luchando para conseguir el objetivo de tener una buena conectividad entre toda Europa, y de Madrid con toda Centroamérica y Sudamérica, con nuevos aviones modernos.

El presidente de Globalia ha asegurado que en toda su trayectoria nunca ha dejado de pagar a un banco ni a sus empleados, a éstos "nunca más tarde del 28 de cada mes", y que puede ir "con la cabeza muy alta"porque nunca se ha metido en "ningún lío político".

Con el acto de hoy da comienzo Forinvest, en la que participan casi un centenar de expositores y que ha programado varios foros de debate en los que asistirán, entre otros, el presidente del Sabadell, Josep Oliu, el director de la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno, Álvaro Nadal, o el exasesor de Obama en temas de emprendimiento Kenneth Morse.