Fabra y Rudi pactan en transporte y sanidad a pesar de chocar en el déficit

La Razón
La RazónLa Razón

No comparten el mismo criterio sobre el déficit. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, defiende la necesidad de que este vaya en consonancia a la financiación, que sea asimétrico, mientras que su homóloga aragonesa, Luisa Fernanda Rudi, insiste en que la cifra debe ser igual para todos, aunque admite que el actual sistema de financiación únicamente beneficia a Cataluña, «se hizo a su medida. Ha sido negativo para Aragón y tampoco ha servido para Comunidades como la valenciana».

Sin embargo, estas discrepancias no impidieron ayer que ambas regiones firmasen un convenio de colaboración en materia de sanidad, medio natural y turismo, y anunciasen la puesta en marcha de otro en infraestructuras.

Los protocolos suscritos ayer permitirán que los aragones y valencianos que viven en las zonas limítrofes puedan recibir atención primaria, transporte sanitario no urgente, prestaciones farmacéuticas de dispensación hospitalaria a pacientes ambulatorios y atención sanitaria en urgencias.

Otro de los puntos de este convenio aborda la promoción turística de ambos destinos turísticos como complementarios y la creación de eventos conjuntos. Así mismo, renovaron el acuerdo existente de colaboración en materia de prevención y extinción de incendios que ahora se amplía a la conservación de los recursos naturales en los terrenos colindantes.

Por lo que respecta a infraestructuras, ambos presidentes unirán sus fuerzas para exigir al Ministerio de Fomento la mejora de la línea férrea Zaragoza- Teruel- Sagunto y la conversión en autovía de la N-232 para que llegue a través de Alcañiz a Vinaròs.

Fabra explicó que estas infraestructuras son fundamentales para impulsar el ahorro de costes en transporte y logística de las empresas. Por su parte, Rudi hizo hincapié que el transporte por ferrocarril es vital para las mercancías puesto que ahora la salida al puerto de Valencia se realiza por carretera.